Fincantieri, OPAP o Solaria, las curiosas apuestas de GVC en el segundo semestre

Repsol, REN y Talgo también están entre sus favoritos

Nieves Amigo
Bolsamania | 14 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 12:49
fincantieri-naval-group-france-italie
Finantieri.

Hay ruido pero no hay problemas serios y tangibles ahora que puedan perturbar el buen comportamiento de la renta variable. Esta es la conclusión principal de las Perspectivas Financieras para el segundo semestre de GVC Gaesco. "El crecimiento económico va bien, los beneficios empresariales van bien, las valoraciones están bien, el precio del petróleo va bien, los tipos van bien...", explica Jauime Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, al tiempo apunta que las caídas de finales del año pasado se debieron más al miedo infundado que a factores reales.

SOLARIA ENERGIA
6,960
  • -1,56%-0,11
  • Max: 7,15
  • Min: 6,86
  • Volume: -
  • MM 200 : 5,17
17:38 16/10/19
Fincantieri
0,933
  • 0,70%0,01
  • Max: 0,93
  • Min: 0,93
  • Volume: 59.948
  • MM 200 : -
17:56 16/10/19

"La guerra comercial de Trump es pura distracción", añade Puig, y relativiza las tensiones comerciales entre China y EEUU. "Donald Trump es un empresario negociando entre políticos. Amenaza fuerte pero, a la hora de firmar, es muy pragmático", señala.

Dado que las cosas están así, y contando con que los bancos centrales cumplirán su mandato y subirán tipos -"vendrán muchas más subidas en Estados Unidos y también hay potencial para Europa", prevé Jaume Puig- sigue siendo momento de estar en renta variable, y más concretamente en títulos 'value'. "Quien no aguante la presión ahora y venda 'value' para comprar valores 'growth' se estará equivocando", explica este experto.

LOS FAVORITOS

Dentro de la lista de valores favoritos, Víctor Peiró, director general de Análisis de GVC Gaesco Beka, hace una selección que incluye empresas italianas, portuguesas, griegas... y también españoles.

Fincantieri. Esta compañía italiana es el mayor constructor de buques de alta tecnología en occidente por nivel de ingresos. Se espera además que tenga una carga de trabajo adicional porque muchos barcos se van a ver obligados a cambiar sus motores.

Repsol. Desde GVC resaltan su elevada generación de caja y el hecho de que sus objetivos para 2020 se estén cumpliendo. Además, estiman un incremento en la demanda de crudo hasta 2030.

Talgo. Una vez superados todos los problemas con el tren a la Meca, llega la hora de recoger los frutos. Desde la firma le dan un potencial del 15% y destacan su elevada visibilidad, además de la posibilidad de que haya una M&A, es decir, una operación corporativa de calado.

Solaria. Hay que aprovechar que la cotización ha caído mucho debido a la elevada competencia para entrar, indica Peiró. "Solaria sigue siendo el único 'jugador puro' en energía solar", apostilla.

REN. Es el operador de redes energéticas de electricidad y gas de Portugal. Es una empresa de caja, 'cash flow' y dividendo, apuntan desde GVC.

Meliá Hotels. La hotelera había subido mucho por la burbuja que se generó en el sector turístico y después se ha visto muy penalizada. También le han frenado los problemas entre EEUU y Cuba. Sin embargo, tiene potencial. "Destaca lo mucho que van creciendo sus ventas directas", explica el experto.

OPAP. Es el juego de las loterías griego y, por tanto, "una empresa que genera un montón de caja", describe Peiró. Resalta el atractivo crecimiento del beneficio por acción y del EBITDA. Además, el riesgo político en Grecia ha caído y las elecciones que se van a celebrar en octubre anticipan un Gobierno más moderado.

Telefónica. "Algún día subirá y hay que estar ahí", afirma el director de Análisis de GVC Gaesco Beka. La operadora ha tocado fondo, le ha pasado de todo y ahora, en cualquier momento, puede anunciar la venta de México o Reino Unido y subir, añade.

NO HABRÁ RECESIÓN

Uno de los principales factores que causó la fuerte caída de las bolsas a finales del año pasado fue el temor al fin del ciclo, a que la ralentización económica diera paso a una recesión. Desde GVC Gaesco, aunque reconocen que "el reloj del ciclo se ha movido de la parte de expansión a la ralentización", descartan una recesión.

"Los ciclos se han aplanado muchísimo, ahora no son tan acusados y tenemos que acostumbrarnos a ello. Tiene su lado bueno, ya que no habrá sustos tan abruptos, pero tampoco habrá grandes subidas", describe Víctor Peiró.

Peiró y Puig explican que existen distintos indicadores que les llevan a descartar la recesión, entre ellos el hecho de que no se observa un exceso de confianza en las empresas sino que éstas siguen invirtiendo hasta el 80% de lo que ganan en la propia empresa.

"Para saber si hay recesión hay que analizar el exceso de confianza en las empresas y ahora todas las inversiones que hacen es en su negocio. No vemos que haya exceso de confianza en las empresas... el fin de ciclo está muy lejos", concluye Jaume Puig.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión