Abandonar el Ibex, la guinda de la crisis de Técnicas Reunidas

La edad de los consejeros, el petróleo y sus cuentas pasan factura

Cristina Hidalgo
Bolsamania | 21 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:06
ep economiabolsa- ibex 35mantienedebajolos 9000 enterosla media sesion conretroceso034
Economía/Bolsa.- El Ibex 35 se mantiene por debajo de los 9.000 enteros en la media sesión, con un retroceso del 0,34%ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS - Archivo

TECNICAS REUNIDA

21,440

09:34 24/07/19
0,19%
0,04

Técnicas Reunidas cotizaba el viernes 21 de junio por última vez en el Ibex 35 de la bolsa española. A partir de este lunes 24 pasará a cotizar en Ibex Medium Cap, tal y como decidiera en su última reunión el Comité Asesor Técnico (CAT) de los Índices Ibex. Los títulos de la compañía concluían la jornada en 23,44 euros, después de revalorizarse en lo que va de año un 9,8%. Sin embargo, en sus once años en el selectivo ha reducido a la mitad su capitalización, pasado de 2.700 millones a 1.350.

La compañía, presidida por José Lladó y Juan Lladó (padre e hijo) proponía a finales del mes de mayo al exministro y expresidente de Endesa, Rodolfo Martín Villa para entrar en el consejo de administración. Una decisión que debe aprobarse este miércoles, 26 de junio en la junta de accionistas.

Martín Villa, tiene 84 años y José Lladó, 85, siendo el presidente más veterano entre las compañías integrantes del Ibex 35. Precisamente la edad media de los consejeros de la compañía ha acarreado una oleada de críticas en los últimos años. Según apunta eldiario.es "las edades de los catorce consejeros de Técnicas Reunidas suman 1.000 años. Con el fichaje de Villa y la salida de Javier Alarcó, esa suma alcanzará los 1.026 años".

En este escenario, las miradas se dirigen hacia el hijo, Juan Lladó. Está llamado a suceder a su padre al frente de la empresa y poder hacerse cargo de la crisis que atraviesa la compañía, provocada entre otras cosas por la alta volatilidad en los precios del petróleo durante los últimos años, que "ha influido mucho en su mal comportamiento" según Joaquín Robles, de XTB.

Al fin y al cabo, la empresa española se dedica a la construcción de infraestructuras para el sector gasístico y petrolífero, por lo que su actividad está íntimamente ligada a la del denominado oro negro. Por ello, el experto indica que la empresa de ingeniería española "ha tenido que convivir con el exceso de oferta y recortes en la producción", lo que ha provocado un menor desarrollo de nuevas plantas de extracción.

Y a pesar de que durante estos últimos años "ha logrado sobreponerse a la mala situación del sector y mantener unos márgenes sumamente estrechos en su negocio operativo", ha ofrecido un desempeño mejor que el de sus principales competidores en Europa. Técnicas "está muy vinculada al ciclo económico", por lo que la evolución del crecimiento económico, junto a la demanda de petróleo "marcaran su comportamiento" detalla Robles.

Los analistas miran con especial atención el margen de ventas sobre el ebit (beneficio antes de intereses e impuestos). Por ello en sus resultados anuales de 2018, aunque Técnicas anunciaba un beneficio 70% menor que en 2017 (datos que no descolocaron a nadie al anunciar previamente una caída de previsiones para 2017 y 2018) el mercado acogía bien los números de la compañía después de explicar que los márgenes se están recuperando progresivamente y que a finales de 2019 podrían volver al 4%.

En este sentido, algunos expertos indican que la ingeniera española necesitaría defender sus cuentas en occidente ante el crecimeinto de firmas asiáticas, sobre todo chinas. Si bien, la compañía lleva trabajando más de 20 años en China y en la actualidad, factura en el exterior la gran mayor parte de sus ingresos.

Tras la publicación de sus últimas cuentas, la empresa explicaba que en este periodo se habían centrado en los clientes de Oriente Medio "por la bonanza económica", pero su modalidad de pago "perjudica a la caja”. El éxito de su negocio lo forman la cartera que logre adjudicarse en los concursos internacionales, las ventas finales, los sobrecostes y los movimientos de divisas respecto al euro.

Mientras que en los resultados trimestrales explicaban que la volatilidad de las ventas en los últimos trimestres está relacionada con el desequilibrio actual de la cartera de pedidos y con la mayoría de los proyectos bien en etapas iniciales, o bien en fase de entrega.

Por ello, contemplan para este año un crecimiento de la cartera en línea con una mayor cifra de oportunidades, ventas estables, recuperación progresiva del margen y remuneración al accionista en línea con la recuperación del mercado.

DEL IBEX AL CONTINUO

La compañía comenzó su actividad en 1960 como Lummus Española, una filial del grupo estadounidense The Lummus Company. En 1963 construyó su primera refinería en España. En 1972, pasó a llamarse Técnicas Reunidas con capital privado 100% español y bajo el control de la familia Lladó.

En 2003, logró un importante contrato para Saudi Aramco, la mayor petrolera del mundo y que se ha convertido en uno de sus grandes clientes. También cuenta con una amplia presencia en China, donde opera desde finales de los años 80.

Fue en junio de 2006 cuando Técnicas comenzó a cotizar en bolsa a 17 euros por acción. En ese momento, José Lladó controlaba el 51,8% del capital (porcentaje que incluía pactos parasociales con otros accionistas). En noviembre de 2009, y con el objetivo de monetizar el gran comportamiento bursátil, Lladó vendió el 7% del capital, casi 4 millones de acciones, a 35,50 euros por título. Una operación que le reportó 139 millones de euros.

Su participación directa en la empresa se redujo hasta el 37,19%, porcentaje que conserva a través de las empresas Araltec y Aragonesas Promoción de Obras y Construcciones. Por su parte, Santalucía emergía recientemente como tercer accionista (3,039%), aunque en realidad es el segundo, puesto que los dos primeros son las sociedades a través de las que la familia Lladó distribuye sus participaciones.

Y ahora, tras casi 60 años de historia y once como miembro del Ibex 35, tiene que abandonar el selectivo español para pasar a cotizar en el mercado continuo de la bolsa española en medio de una crisis que se alarga y no ha terminado de resolver, la guinda.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión