Abanca fracasa en su intento de comprar Novo Banco, tras Deutsche y Liberbank

Pujó por el negocio en España de banca minorista, privada, pymes y gestión de fondos

  • La operación se frenó desde Lisboa, y Novo Banco ahora tiene a la venta solo su gestora
Rubén Escudero
Bolsamania | 23 oct, 2019 06:00 - Actualizado: 09:36
ep juan carlos escotet presidenteabanca 20190402211904
Juan Carlos Escotet, presidente de AbancaABANCA - Archivo

Abanca quiere crecer en España mediante operaciones corporativas, pero, de momento, una nueva puerta se le ha cerrado: la del portugués Novo Banco. El banco gallego, presidido por el venezolano Juan Carlos Escotet, intentó comprar hace pocos meses todo el negocio de particulares de Novo Banco en España, lo que incluía la banca minorista, la banca privada, la gestora de activos y la banca de pymes, pero el grupo portugués se negó. Es su tercer fiasco, tras los de Deutsche Bank España y Liberbank.

Escotet hizo su primera inversión en España en 2012, haciéndose con Banco Etcheverría, y en 2013 Banesco, su banco venezolano, ganó la subasta de Novacaixagalicia, que en 2014 se transformó en lo que hoy es Abanca. Casi cuatro años después, el banco gallego empezó a salir de compras. En marzo de 2018, adquirió el negocio de banca personal y privada de Deutsche Bank en Portugal, y en noviembre de ese mismo año, se hizo con Caixa Geral España. También ha abierto una oficina en Miami.

Pero, en el camino de las adquisiciones, no todo ha sido color de rosa. Abanca también ha sufrido importantes decepciones, especialmente en España, donde a Escotet más le interesa crecer.

Interponiéndose en las negociaciones de fusión de Unicaja Banco y Liberbank, la entidad de Escotet intentó opar a esta última en febrero, aunque se echó atrás tras un ultimátum de la CNMV, que consideraba que Abanca no podía condicionar la operación a que la asturiana le diera acceso a sus libros. Tardó apenas 24 horas en retirar la oferta tras la amenaza del supervisor, aunque, como adelantó Bolsamanía, está dispuesto a realizar una segunda intentona para hacerse con el banco asturiano tras las elecciones, si el panorama político se despeja.

También quiso comprar el negocio minorista de Deutsche Bank en España, tras hacerlo en Portugal, pero la oferta de Escotet se quedó muy lejos de los 700 millones que pedía la entidad alemana por su red española.

NOVO BANCO, TERCER 'NO' A ABANCA

En el caso de Novo Banco -que tiene la subasta de su gestora de fondos, pensiones y sicav en la fase final, como publicó Bolsamanía-, Escotet se interesó por su negocio de particulares al completo en España, en el que se incluyen la banca minorista, la banca privada, la gestora y la banca de pymes. La intención del venezolano era hacerse con el negocio no ‘core’ de Novo Banco en España, que quiere centrarse en la banca de grandes empresas ibéricas. Este área tiene un volumen de negocio cercano a los 4.500 millones de euros y estaría valorado entre 70 y 90 millones, según fuentes financieras cercanas a ambas entidades.

Escotet se reunió en marzo con Vítor Fernandes en Lisboa, el segundo directivo más importante del grupo Novo Banco y uno de sus administradores. La operación de Caixa Geral ya estaba resuelta, y Abanca iba a por la tercera. Pero Fernandes le trasladó a Escotet que el negocio de España era “estratégico” para el grupo luso en ese momento y que no quería vender ninguna parte del banco, por lo que no llegó a haber una oferta formal. Abanca niega esta información y Novo Banco no ha hecho comentarios al respecto.

Medio año más tarde, Tressis, Santalucía y Gala Capital pujan por Novo Banco Gestión, subasta en la que también están -aunque ya con menos posibilidades- Arquia Banca, Trea Asset Management y Dunas Capital. Además, el grupo luso ha anunciado a los sindicatos que planea un ERE en España para despedir hasta un 27% de su plantilla en España, con un ajuste de 66 trabajadores, según ‘El Confidencial’.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión