Abanca ultima la financiación para lanzar una nueva opa sobre Liberbank

Escotet será quien se endeude para la compra con la garantía de las acciones de Abanca

Contratará a PwC para realizar la 'due diligence' previa a la oferta

  • Esta vez la opa ofrecerá el 100% del precio en efectivo
Eduardo Segovia
Bolsamania | 28 may, 2019 06:00 - Actualizado: 17:14
juan carlos escotet abanca
Juan Carlos Escotet.Abanca

La segunda intentona de Abanca para hacerse con Liberbank está casi a punto. Bank Of America Merrill Lynch tiene prácticamente cerrada la financiación para que la entidad gallega pueda lanzar una oferta que ofrezca el 100% en 'cash', según fuentes conocedoras de la operación. Será Juan Carlos Escotet el que se endeude y no el propio banco, para evitar problemas con sus ratios de solvencia. Asimismo, el presidente de la entidad encargará a PwC la realización de la 'due diligence' de Liberbank, según algunas de estas fuentes.

LIBERBANK
0,309
  • 1,38%0,00
  • Max: 0,31
  • Min: 0,30
  • Volume: -
  • MM 200 : 0,37
17:38 16/10/19

Tal como adelantó Bolsamanía en febrero, Abanca quiere volver a intentar comprar Liberbank tras el fracaso del proyecto de fusión de esta con Unicaja. Las fuentes consultadas explican que los preparativos están muy avanzados en varios frentes y que Escotet quiere evitar esta vez cometer los errores que llevaron al fracaso de su anterior intentona en febrero. Abanca no respondió a las preguntas de Bolsamanía.

El primer frente es el de la financiación de la operación. En la opa que no llegó a plantear entonces ofrecía pago en metálico al 75% de los accionistas y en títulos de Abanca al 25% que poseen, aproximadamente las fundaciones de las antiguas cajas integradas en Liberbank (Cajastur, Cantabria y Extremadura). La CNMV le dijo que no se puede discriminar entre unos y otros accionistas, salvo que haya un acuerdo con algunos de ellos -que era lo que pretendía alcanzar Escotet con las fundaciones, pero le faltó tiempo para ofrecer una garantía que convenciera a las cajas de quedarse con acciones no cotizadas por culpa de la filtración de la operación-.

Para evitar este problema, el banquero venezolano ofrecerá a todos los accionistas de Liberbank un pago totalmente en efectivo; lo cual no impide que finalmente se llegue a algún pacto con las fundaciones para que cobren en acciones. Esta oferta 100% en 'cash' requiere que la entidad consiga financiación para comprar el 25% no contemplado en febrero. Y ya la tiene casi cerrada gracias a los buenos oficios de su banco asesor, Bank of America Merrill Lynch, según las fuentes. Un portavoz de esta firma no quiso hacer comentarios a esta información.

Estas fuentes explican que no será Abanca la que se apalanque (endeude) para lanzar la opa, puesto que eso minaría sus ratios de solvencia y apalancamiento, y pondría en peligro el cumplimiento de los requisitos exigidos por el BCE. Será el holding del propio Escotet el que se endeude, con la garantía de las acciones que posee en Abanca (el 87%). Una vez adquirida la mayoría de las acciones de Liberbank en la opa, su intención es fusionar ambas entidades. La fortuna estimada de Escotet asciende a 3.400 millones de euros, según Forbes, mientras que Liberbank capitaliza 1.199.

'DUE DILIGENCE' DE PWC PARA FIJAR EL PRECIO

El segundo frente es el precio al que lanzará la oferta, que es donde cometió su otro gran error en febrero: condicionarlo a hacer una 'due diligence' de las cuentas de Liberbank, algo que no permite la normativa de opas según la CNMV (algo que ha sido criticado por varios bufetes, e incluso el propio Sebastián Albella, presidente del supervisor, dijo que estaba a favor de que Liberbank abriera sus cuentas). Entonces Abanca ofreció como valor indicativo 0,56 euros.

Ahora su intención es hacer esa revisión en profundidad de la contabilidad antes de fijar el precio. Para ello, contará con los servicios de PwC, siempre según las fuentes. Esta consultora será la encargada de examinar la información pública de Liberbank ya que, al ser una oferta no solicitada, esta no le dará acceso a su información confidencial.

Al no existir ya una operación competidora -la de Unicaja-, Abanca no tiene tanta presión para ofrecer una generosa prima con la que llevarse el gato al agua. Pero, en todo caso, debe pagar por encima de la valoración que otorgaba a Liberbank la ecuación de canje con la entidad malagueña; precisamente, la negativa de Unicaja a conceder un porcentaje mayor del 40% de la entidad fusionada fue el detonante de la ruptura de las conversaciones.

El fondo Oceanwood fue el artífice de dicha ruptura y ahora Escotet tendrá que ofrecer un precio que le parezca atractivo para que acuda a su oferta. La cuestión es si llegará a los 0,56 o no.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión