El BCE no da sorpresas: mantiene los tipos y ratifica su compromiso con el fin del 'QE'

Draghi reconoce que hay un 'momentum' de debilidad, pero es "transitorio"

Noemí Jansana
Bolsamania | 25 oct, 2018 13:47 - Actualizado: 16:29
bce-draghi-septembre-2018

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés sin cambios, en el 0%, este mes de octubre tal y como se esperaba. Los tipos de depósito siguen también invariables, en el -0,4%.

El Consejo de Gobierno del BCE ha señalado, en el comunicado de la decisión, que espera que los tipos de interés oficiales "se mantengan en sus niveles actuales al menos durante el verano de 2019 y, en cualquier caso, durante el tiempo necesario para garantizar una convergencia sostenida de la inflación a niveles inferiores, aunque próximos, al 2% a medio plazo".

En cuanto a las medidas de política monetaria no convencionales, el Consejo de Gobierno ha recordado que "seguirá realizando compras netas en el marco del programa de adquisición de activos (APP) al ritmo mensual actual de 15.000 millones de euros hasta finales de diciembre de 2018. La expansión cuantitativa se ha reducido este mes de octubre, desde lo 30.000 millones de euros mensuales que se adquirieron hasta finales de septiembre.

El organismo también ha mantenido invariable su posición por la que prevé que, en función de los datos que confirmen las perspectivas de inflación a medio plazo, las compras netas finalizarán el 31 de diciembre”.

"El Consejo de Gobierno tiene la intención de reinvertir los principales pagos de los valores con vencimiento adquiridos en el marco del PPA durante un periodo de tiempo prolongado tras la finalización de las compras de activos netos y, en cualquier caso, durante el tiempo que sea necesario para mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de relajación monetaria", añade en el comunicado.

LOS DATOS SON MÁS DÉBILES

Tras conocerse esta decisión, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha afirmado en rueda de prensa que los datos macroeconómicos de la Eurozona son "algo más débiles de los esperado". No obstante, siguen siendo en general coherentes con una expansión generalizada en curso de la economía de la zona del euro y un aumento gradual de las presiones inflacionarias, ha defendido.

Asimismo, Draghi ha explicado que se mantiene la necesidad de apoyos monetarios para la inflación. "Todavía es necesario un amplio grado de ajuste monetario para la continua convergencia sostenida de la inflación a niveles que están por debajo, pero cercanos al 2% en el mediano plazo", ha dicho.

Así, el presidente del Banco Central Europeo ha afirmado que espera que la inflación subyacente remonte hacia finales de este año. "Nuestras medidas de política monetaria siguen respaldando la demanda interna, el consumo privado se ve favorecido por el crecimiento continuo del empleo y el aumento de los salarios", ha declarado.

'MOMENTUM' DE DEBILIDAD

Con todo, el banquero central ha afirmado que desde el BCE tienen en cuenta la debilidad del verano, pero también creen que "muchos países siguen con las medidas necesarias para que esto no se traduzca en un frenazo del crecimiento".

"Creemos que el consumo es fuerte y que estos factores no son suficientemente relevantes como para que cambiemos nuestro balance de riesgos, aunque sí se verán reflejados en nuestras próximas proyecciones", ha declarado en rueda de prensa.

En cuanto a los "riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro", Mario Draghi ha señalado al "proteccionismo, las vulnerabilidades en los mercados emergentes y la volatilidad de los mercados financieros siguen siendo prominentes". No obstante, ha asegurado que pueden "evaluarse como ampliamente equilibrados".

"NO ESTAMOS PREPARADOS PARA UN BREXIT DURO"

Por otro lado, el presidente del BCE, al ser preguntado sobre las conversaciones entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido sobre la salida de este del bloque comunitario (Brexit), Draghi ha lamentado que el organismo no está preparado para "afrontar las consecuencias de una separación sin acuerdo", a pesar de que están trabajando junto al Banco de Inglaterra (BoE) para identificar los riesgos que ello tendría.

"Hay una falta de soluciones para el escenario de una ruptura sin pacto y si nos aproximamos a la fecha límite, el sector privado tendrá que preparar medidas de contingencia", ha lamentado Draghi.

DIÁLOGO CON ITALIA

Otro de los asuntos a los que se enfrentaba este jueves Mario Draghi era a la tensión surgida entre la UE e Italia, después de que la Comisión Europea haya rechazado el presupuesto para el próximo año del país transalpino.

"Italia debe sujetarse a las reglas fiscales; es bueno que haya diálogo", ha opinado Draghi, y se ha mostrado confiado en el "se alcanzará un acuerdo".

GUINDOS SE SALE POR LA TANGENTE

Por último, cabe destacar que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha decidido salirse por la tangente ante la pregunta de una periodista, durante la rueda de prensa, sobre si la decisión judicial sobre que los bancos deben pagar los gastos bancarios de las hipotecas afectará a los beneficios de los bancos. "Respetamos las decisiones de los jueces", ha zanjado el también exministro de Economía español.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión