Bundesbank dice ahora que no ve necesidad de estímulo fiscal en Alemania

Hace unos días el banco central confirmaba que el país estaba a punto de entrar en recesión

Bolsamanía
Bolsamania | 23 ago, 2019 10:04 - Actualizado: 10:19
la-bundesbank-baisse-ses-previsions-de-croissance

Bundesbank ha enfriado las expectativas de posibles estímulos en Alemania al decir ahora que no ve la necesidad de adoptar ninguna medida, al menos por el momento. Y eso que hace unos días el banco central germano confirmaba que el país está a punto de caer en la recesión.

Tal y como explican desde Bundesbank, la entidad no ve la necesidad de acometer estímulos fiscales en este momento. Así lo ha adelantado Bloomberg citando fuentes de la institución, que remarcan que aunque es prudente que el ministro de Finazas, Olaf Scholz, prepare medidas que podrían implementarse si las perspectivas económicas de Alemania empeora, el banco central defiende que actualmente no se requieren apoyos adicionales.

Ni siquiera ante las constantes amenazas de recesión. Los economistas de Bundesbank prevén que el PIB alemán caiga un 0,1% en el tercer trimestre, el mismo ritmo de contracción que en los tres meses anteriores. Eso supondría, de hecho, una recesión técnica, que es lo que ocurre cuando una economía registra dos trimestres consecutivos de contracción.

Los llamamientos para que el Gobierno de Angela Merkel dé un impulso fiscal a la maltrecha economía son cada vez mayores. Este jueves se conocieron los datos del PMI, que mostraron que la industria manufacturera del país sigue contrayéndose y que los pedidos a fábrica no dejan de caer, una situación cuanto menos delicada, teniendo en cuenta el gran peso de la industria en el Producto Interior Bruto alemán.

SEGUIR CON EL 'CERO NEGRO'

Ni siquiera el hecho de que la rentabilidad de la deuda a largo plazo esté en negativo ha hecho al banco central abandonar su postura. Cree que, por ahora, Alemania debe mantener su política de equilibro presupuestario, conocida como 'cero negro', y se muestra reacio a pasar a la acción. Los expertos de Bundesbank describen el estado de la economía alemana como de estancamiento prolongado, con el desempeño del año pasado sesgado por una serie de factores temporales. Por eso, no creen que haya riesgo de una recesión más profunda, y consideran que lo mejor es mantener las medidas y esperar.

En su informe del lunes, en el que confirmaba sus malas previsiones sobre el PIB para el tercer trimestre, Bundesbank destacaba también la dificultad para predecir el curso futuro de la economía. "Tal como están las cosas actualmente, no está claro si las exportaciones y, por extensión, la industria recuperarán su posición antes de que la economía nacional se vea más gravemente afectada", señaló el banco central.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión