8.439,700
  • 198,000
  • 2,40%

El Ibex 35 ha bajado un 0,22%, hasta 8.948,60 puntos, sostenido por los valores turísticos pero presionado por las caídas en las eléctricas y los bancos. El selectivo, que ha marcado un mínimo intradía en 8.884 puntos, no puede superar la zona psicológica de los 9.000 puntos, cuya superación le abriría la puerta a los máximos anuales, situados en 9.300 enteros, pero tampoco se aleja de esta referencia.

Endesa, Red Eléctrica e Iberdrola han liderado las pérdidas dentro del selectivo, debido al proyecto de Unidas Podemos para recortar su retribución entre 1.500 y 3.200 millones de euros. La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha comentado que el Ejecutivo está "dispuesto a estudiar todas las opiniones y sugerencias posibles".

Santander también ha cerrado en rojo tras elevar su oferta para comprar el 20% de Santander Consumer USA que no controla hasta 2.100 millones de euros, en su objetivo por centrarse en los mercados más rentables.

En positivo, Meliá Hotels, junto a otros valores turísticos, ha liderado las ganancias tras publicarse los datos de pernoctaciones hoteleras en el mes de julio, que siguen muy por debajo de los niveles de 2019, pero que han mostrado un sólido comportamiento del turismo nacional.

En España, también ha sido noticia que el Gobierno ha dado luz verde al proyecto de ley que contiene el primer bloque de medidas dirigidas a reformar el sistema público de pensiones.

Además de la recuperación del IPC como referencia a la hora de subir año a año las pensiones y derogar el factor de sostenibilidad, la reforma introduce incentivos para retrasar la jubilación de forma voluntaria y revisa el modelo de jubilaciones anticipadas con el fin de acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal.

En EEUU, el Nasdaq marca máximos históricos en Wall Street por segunda jornada consecutiva tras el optimismo de Anthoni Fauci con la pandemia, que espera tener controlada en la primavera de 2022; y Asia también lo ha hecho bien esta madrugada.

Los inversores siguen esperando el comienzo del simposio de Jackson Hole, que arranca el jueves, mientras han conocido el PIB de Alemania del segundo trimestre (subió un 1,6% intertrimestral).

Los expertos explican que, aunque las preocupaciones no han desaparecido, especialmente las relacionadas con la expansión de la cepa Delta del virus, parece que las bolsas quieren recuperarse. La cuestión está en ver si esa recuperación perdurará en el tiempo.

De momento, subrayan que el hecho de que la FDA estadounidense haya dado su aprobación total a la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el virus ha contribuido a las subidas. Hasta ahora tenía el visto bueno para su administración de forma urgente por la pandemia.

AFGANISTÁN SIGUE EN EL FOCO

Mientras tanto, todo lo que está ocurriendo en Afganistán, como no podía ser de otra forma, sigue pesando en el ánimo de los mercados. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se enfrenta a las peticiones de sus aliados más cercanos para que amplíe el plazo de evacuación en Kabul, ya que crece el temor a que el final del mismo, que se acerca rápidamente, genere un caos aún mayor.

La evacuación dominará una cumbre virtual del Grupo de los Siete este martes, convocada por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, justo una semana antes de la fecha del 31 de agosto fijada por Biden para completar la retirada de las tropas estadounidenses.

Biden ya ha admitido que puede ser necesaria una prórroga, pero un portavoz talibán advirtió de las "consecuencias" si Estados Unidos pospone su retirada, calificando el 31 de agosto de "línea roja".

OTROS MERCADOS: EL BITCOIN SE MANTIENE PEGADO A LOS 50.000

El bitcoin se mantiene pegado a los 50.000 dólares, nivel que no se veía desde mayo y que reconquistó este domingo por la noche. A estas horas cae un 1,3%, hasta los 48.567 dólares.

El euro se cambia a 1,1744 dólares (+0,01%). El petróleo sube un 2% tras las fortísimas ganancias del lunes, con el Brent en los 70,19 dólares y el WTI en los 66,94 dólares.

La onza de oro cotiza plana, en los 1.806 dólares.

La rentabilidad del bono americano a 10 años repunta hasta el 1,278% y el rendimiento del bono español a 10 años baja hasta el 0,234%.

Noticias relacionadas

contador