ibex portada rojo caidas
7.366,800
  • 66,700
  • 0,91%

El Ibex 35 y el resto de bolsas europeas se han desplomado este jueves después de que Rusia, finalmente, haya iniciado un ataque contra Ucrania. La crisis diplomática pasa a ser un conflicto militar y se materializa el peor escenario posible. Aunque el selectivo español ha recuperado terreno en una jornada que pasará a los libros de historia. Tras marcar un mínimo intradía en 8.048 puntos, el índice ha bajado un 2,88%, hasta 8.198,50 puntos.

Los valores más bajistas han sido los bancos (Santander, Sabadell, CaixaBank, BBVA...) junto a IAG, ArcelorMittal, Acerinox y Cie.

En positivo, las empresas asociadas a las energías renovables han registrado fortísimas ganancias. Ha sido el caso de Siemens Gamesa, Solaria, Grenergy, Acciona, Acciona Renovables e Iberdrola. Los inversores descuentan que se beneficiarán de la subida vertical de los precios del gas natural, debido a la guerra en Ucrania.

En el Mercado Continuo, han destacado las fortísimas pérdidas de la cadena de restaurantes AmRest, con intereses importantes en el centro de Europa. Además, DIA, NH Hotel y Unicaja han bajado con mucha fuerza.

Por su parte, las bolsas europeas han bajado aún más que el Ibex, ya que el Dax 40 alemán se ha hundido cerca del 4%, el Euro Stoxx 50 ha bajado un 3,6%, mientras el Cac 40 francés ha perdido un 3,8%.

Aunque la jornada ha sido muy bajista, los analistas técnicos de Bolsamanía destacan que, al menos, el Ibex ha conseguido salvar el importante soporte que presenta en los 8.082 puntos. Perder este nivel de precios "confirmaría un cambio de tendencia y una continuación de las caídas hasta el nivel de los 7.663 puntos", advierten.

En el ámbito empresarial, cabe destacar los resultados de Telefónica, que multiplicó por cinco sus resultados de 2021 y vuelve al dividendo en efectivo. Otras muchas compañías han publicado cifras hoy (Atresmedia, FCC, OHLA...), pero todas quedan desdibujadas por lo que está pasando.

En Wall Street, los índices americanos recuperan terreno. El Nasdaq cae de forma muy moderada, aunque el Dow Jones pierde cerca del 2%. En Asia, las bolsas han registrado caídas destacadas y el Hang Seng ha bajado por encima del 3%.

Frente a las ventas en la renta variable, el petróleo se dispara un 7%, con el Brent por encima de los 100 dólares ($10 dólares) por primera vez desde 2014. El West Texas rebasa los 97 dólares. El oro avanza un 1% y escala firme por encima de los 1.927 dólares. La plata sube un 1% (24,82 dólares).

El bitcoin sigue sufriendo (como lo viene haciendo desde que se recrudeció el conflicto). Este jueves baja un 3% (36.248 dólares), mientras que el ethereum baja un 5% (2.483 dólares).

"Estados Unidos, la UE y Reino Unido reflexionan sobre sus próximos movimientos, con nuevas sanciones que, con toda probabilidad, serán ignoradas. Probablemente no sea exagerado decir que Europa se encuentra ahora en su coyuntura más peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial", señala Michael Hewson, director de análisis de CMC Markets en Londres.

Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, explica que, dado que se está cumpliendo el peor escenario posible, tomarán la decisión que habían planeado y bajarán la exposición a bolsa de todos sus clientes en un 10%.

"Los operadores bursátiles se enfrentan a un sinfín de amenazas (tras el ataque ruso) que están alimentando la incertidumbre del mercado, con el aumento de la inflación en el centro de todas las preocupaciones", añade Naeem Aslman, director de análisis de AvaTrade. Cabe subrayar que uno de los impactos económicos que más preocupa es la subida de los precios de la energía y el daño que puede hacer en la recuperación económica de Europa.

Desde unas dos horas antes del amanecer, el ataque de Rusia se ha dirigido al conjunto del territorio ucraniano. Los ataques tienen como objetivo destruir la capacidad militar de Ucrania. Dmytro Kuleba, ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, afirmó en un comunicado que se está produciendo una "invasión a gran escala" de su país.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha condenado el ataque. "El mundo hará que Rusia rinda cuentas", ha dicho en un comunicado antes de mantener una llamada nocturna con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy. Vladimir Putin, por su parte, ha justificado su decisión y avisa: "Rusia está preparada para todo".

Ahora, falta por conocer cuáles serán las sanciones que anuncian Estados Unidos, el G7 y la Unión Europea, y la posterior respuesta que puedan tener por parte de Moscú, que sigue controlando el suministro de gas a Europa. Por tanto, la situación de incertidumbre y volatilidad continuará en los próximos días.

Noticias relacionadas

contador