La recesión llegará a finales del 2020 y la bolsa se disparará antes un 20%, según Julius Baer

El banco privado suizo concentrará sus centros de inversión en España, Inglaterra, Italia y Alemania

  • Recomienda renta variable, pero con un corte más defensivo
almudenabeneditjuliusbaer
Almudena Benedit, directora de Gestión de Carteras de Julius BaerJulius Baer

Julius Baer prevé que la temida recesión llegue a finales de 2020 pero antes, desde el próximo verano o enero del año que viene, las bolsas se dispararían en torno a un 20%. En su presentación de perspectivas económicas para los inversores españoles, Almudena Benedit, su directora de Gestión de Carteras, ha asegurado que en este ejercicio “va a ser clave la gestión activa”.

Economías desarrolladas como Alemania, Francia, Italia o Australia se están desacelerando y, según el consenso de los analistas y las encuestas, la probabilidad de recesión en Estados Unidos en los próximos cuatro trimestres ha aumentado al 35%. Pero desde el banco privado de origen suizo reconocen que “no compartimos esta previsión”.

Desde que la curva de deuda americana se invierte -los plazos cortos pagan más que los largos, y este caso aún no se ha dado- hasta que se inicia la recesión, de media pasan entre 12 y 18 meses. Según Benedit, desde la Segunda Guerra Mundial, la inversión de la curva casi siempre ha anticipado correctamente la caída de la economía estadounidense, con el efecto arrastre que supone para el resto de mercados, sobre todo Europa. Pero más importante aún que saber cuándo ocurrirá, es saber qué hacer con las inversiones hasta ese momento.

“En ese tránsito, la renta variable se comporta muy bien”, con una revalorización media histórica del 20%. Otro dato para el optimismo es que, después de una contracción del múltiplo del S&P 500 del 20%-30%, el retorno en los próximos 12 meses fue positivo en el 81% de las veces con una rentabilidad media del 17%. Y lo cierto es que la contracción del múltiplo del gran índice americano alcanza el 25% desde enero de 2018, así que los inversores en acciones pueden estar contentos por la ventana de oportunidad que se les abre.

ESTAR EN BOLSA, PERO CON UN ENFOQUE MÁS DEFENSIVO

Para Julius Baer, “el 2019 será un año de transición”. Estados Unidos reducirá su ritmo de crecimiento y la eurozona experimentará una recuperación moderada, “convergiendo ambos en la primera mitad de 2020”. El banco privado sigue recomendando a sus clientes renta variable, aunque el enfoque es más defensivo.

El lema de la firma para este año es “hágase rico con la renta variable e intente mantener su patrimonio con bonos”. En bolsa, Benedit apuesta por posicionarse para el final del ciclo en sectores como tecnología de la información, financieras, energía e industriales. Y hace dos recomendaciones contrarias al grueso de casas de inversión en estos momentos: small caps europeas, porque “son atractivas por valoración y presentan más potencial de crecimiento”, y acciones japonesas.

Julius Baer lleva dos años aconsejando estar en Japón, aunque “todavía no nos ha funcionado”, reconoce. Pero a su responsable de Gestión de Carteras le atrae del mercado nipón su nueva ley para aceptar inmigrantes y luchar contra el envejecimiento de su población, la política monetaria de las Abenomics en los últimos años y que también tiene una valoración atractiva.

De la renta fija, sin embargo, huyen en general. Tienen duraciones cortas ante el riesgo de la subida de tipos y prevén que el Treasury acabe el año en el 3,6% y el Bund, en el 1,15%, según sus estimaciones más favorables. En la práctica, por ejemplo, el Bund podría cerrar en el 0,8%, rebaja Benedit. Para los más dinámicos dentro de este segmento, se adentrarían en la deuda emergente en divisa fuerte como el dólar.

En materias primas, están neutrales, aunque ven con buenos ojos empezar a comprar oro y mantenerlo. De media, el oro pesa en sus carteras un 5%, mismo porcentaje que otras estrategias de gestión alternativa, entre ellas el retorno absoluto.

MADRID, CLAVE PARA JULIUS BAER EN 2019

En términos de negocio, el 2018 no ha sido un mal año para Julius Baer a pesar del batacazo de los mercados. Todo lo contrario. Ha fichado hasta cuatro equipos distintos de banqueros privados y la región bajo la que opera la filial ibérica, West & Europe, ha crecido en más de 2.000 millones de euros en activos. “Es la región que más ha captado del grupo”, asegura Carolina Martínez-Caro, su directora general para Iberia.

En 2019, el banco privado suizo va a reforzar su inversión en cuatro plazas europeas donde ya tiene negocio. España será una de ellas, junto a Italia, Alemania e Inglaterra. Según Martínez-Caro, supone unas altas perspectivas de captación de nuevos banqueros y negocio -donde Madrid será una pieza fundamental- y asegura que, en Reino Unido, tienen “un plan de expansión muy fuerte desde 2017 a pesar del Brexit”.