Tuit Traders | Las trampas para el inversor principiante. Parte 2

@DavidGalanBolsa
Bolsamania | 18 oct, 2018 06:00
tuit traders
Tuit Traders.Alberto Sánchez

Es muy difícil que un inversor gane dinero de forma consistente en sus primeros años. Esto se debe a numerosos factores. La semana pasada hablamos del problema de saber de quien aprender. Hoy hablaré del ruido. El ruido es otro de los grandes problemas para que los inversores noveles ganen en bolsa.

Hace más de 10 años publiqué un artículo en Bolsa General titulado ¿Dónde están las opas?, que trataba sobre los constantes rumores que publicaban algunos medios de comunicación en busca de mayor audiencia. Una OPA es una oferta de adquisición por parte de un gran inversor o empresa, normalmente a precios bastante más altos de los que cotiza una empresa. En la mayoría de los casos esas supuestas opas no se materializan y el inversor acaba pillado durante años o durante toda su vida.

Los medios de información económica saben que las posibles opas son los fichajes estrellas de la prensa deportiva. Saben que eso vende, saben que muchos ávidos lectores quieren ser los primeros en enterarse de lo que se mueve en el mercado y para esos algunos medios comentarán rumores de supuestas opas, y normalmente sobre empresas que han caído mucho y donde hay decenas de miles de inversores en apuros. La lista de supuestas opas durante 2008 era casi interminable.

En el caso de los rumores de fichajes de estrellas futbolísticas lo peor que puede pasar es la desilusión de que Neymar y Mbappe no fichen por tu equipo, pero en el caso de rumores de OPA lo peor que puede pasar es que el inversor novel que pique pierda el 100% de su dinero.

Hace 2 meses, salió un rumor en algunos medios de una posible OPA de Amazon sobre DIA. Resultado de un inversor novato que desoyera la advertencia que lancé ese mismo día: -70%.

Normalmente cuando una noticia ya ha sido publicada, y todo el mundo sabe la noticia, es que no vale la pena saberla (ya no es rentable). Como decía el gran Kostolany: "Lo que todo el mundo sabe a mí ya no me interesa".

La otra gran fuente de ruido para el inversor novel son las supuestas noticias positivas. Un ejemplo claro son los contratos que consiguen las constructoras. Voy a poner un ejemplo: "Hierrosyladrillos S.A se adjudica un contrato de 280 millones de euros". Para un inversor principiante unas cuantas noticias de contratos despertará el optimismo sobre esa empresa y su sed inversora, sin profundizar en nada más. En muchos casos, grandes contratos engordarán los beneficios de dichas compañías, pero quizás esos contratos acaben en pérdidas por sobrecostes y sean una rémora en las finanzas de la compañía. Pero esa segunda lectura rara vez se hará.

En los últimos meses, no he parado de leer nuevos contratos para OHL o Abengoa mientras sus cotizaciones no paran de hundirse arruinando a los inversores. Quizás hay que mirar muchas otras cosas como la rentabilidad del negocio o la deuda y sobretodo la tendencia de esos valores. Comprar algo que no parar de caer, rara vez saldrá rentable.

Las noticias y rumores por tanto son otra trampa que dificulta que los pequeños inversores que no se han formado puedan ganar en el mercado. Aprender a seguir un método y a aislarte del ruido es la única solución.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión