La gran hecatombe bursátil que se avecina en Wall Street

@DavidGalanBolsa
Bolsamania | 26 sep, 2018 06:00
tuit traders
Tuit TradersAlberto Sánchez

“Se avecina un gran crash bursátil en Wall Street”. Es lo que vengo escuchando desde 2010. Os lo prometo; ya en 2010 muchos analistas y expertos decían que la bolsa norteamericana iba a sufrir una gran caída, y excusas para justificarlo han sobrado durante estos años: una gran crisis en China, la guerra de Ucrania y Rusia, el fin del Q1, el fin del Q2, el fin del Q3, cierre de Gobierno, corralito en Chipre, el desplome del petróleo, crisis periférica de la Eurozona, Brexit, victoria de Trump, guerra comercial....

Hablar de crisis vende, e incluso hay analistas que han hecho de ser cenizos su sello/negocio, como Nouriel Roubini y representantes españoles de la escuela apocalíptica. De hecho, soy consciente de que este artículo tendrá más visitas solo por el título que lleva. Es penoso, pero es así; a los inversores les aburre la continuidad, el largo plazo, la paciencia, el seguir la tendencia, pero les llama la atención y les despierta interés leer profecías y pronósticos sobre el fin del mercado alcista. Todavía hay inversores que no se han enterado de que nadie puede adivinar el futuro y que, por tanto, no tiene sentido buscar techos en el mercado hasta que no se produzcan. En verdad, todavía hay gente que vive de “adivinar” el futuro.

No digo que no se pueda detectar un mercado bajista, lo que digo es que no lo puedes detectar en máximos y que es absurdo intentar anticiparlo. Claro que se puede detectar cuando ya está en marcha y aprovechar gran parte del recorrido. En marzo de 2008, en mi primera conferencia en Madrid, en Bolsalia, dibujé un escenario muy negativo para el Ibex y los “blue chips”, pero lo hice porque en ese momento ya estaban en tendencia bajista, tras un doble techo que llegó después de años de subidas. Ahora llevamos casi 10 años de subidas en la bolsa de EEUU y obviamente no durará siempre. La bolsa y la economía son ciclos. Lo que digo, para que se me entienda bien, es que es ridículo pretender adivinar los giros a la baja en máximos cuando el mercado no ha dado ninguna señal de debilidad.

Los que seguimos las tendencias no cogemos nunca el primer euro ni el último. De hecho, necesitamos cierto movimiento en contra de la tendencia dominante para detectar que la tendencia ha cambiado. Esa paciencia nos permite no arruinarnos intentando adivinar giros. Desde 2011 se hacen virales los análisis de la gran caída que se avecina en Wall Street. Desde entonces el Nasdaq100 se ha triplicado.

Les hago un pronóstico: la bolsa de EEUU sufrirá un crash bursátil. El problema es que hasta que no esté iniciado es imposible saber cuándo será, y la buena noticia es que no es necesario adivinarlo para ganar dinero. El seguimiento paciente de la tendencia nos ha permitido ser positivos con la bolsa de EEUU en cada seminario semanal en abierto, impartido desde 2009, del que miles de inversores han sido testigos.

Para ello no hace falta adivinar nada, ni un gran coeficiente intelectual ni un gran talento. Basta algo de observación, experiencia y haber aprendido de los mejores inversores de la historia.

Durante mi repetitivo mensaje de estos 9 años sobre la fuerza de la bolsa norteamericana, ha ayudado tener en la cabeza dos consejos de dos maestros de la inversión. Por un lado, Charles Dow, padre del Análisis Técnico y fundador del Dow Jones, dijo: “Siempre es más probable que la tendencia siga a que la tendencia cambie”. Y, por otro lado, como decía el legendario inversor Peter Lynch: “Los inversores han perdido mucho más dinero preparándose para las correcciones o tratando de anticiparlas que lo que han perdido en las propias correcciones”.

Los seguidores de tendencia tenemos perdida la guerra de acertar lo que va a pasar y solo nos dedicamos a disfrutar lo que está pasando. No quiera tener razón, quiera ganar dinero.

Mi consejo es que tenga siempre estos 2 consejos en cuenta si no quiere ser como los adivinos, los futurólogos, los pronosticadores o los relojes de aguja estropeados, que, de casualidad, dos veces al día te dan bien la hora.

GKFX Te regala el libro sobre Técnicas de Trading de 162 páginas