zuckerberg facebook meta portada
Mark Zuckerberg y Meta.
304,644$
  • -5,790$
  • -1,87%

Facebook ya no es Facebook: ahora es Meta. La operación de 'cirugía' a la que se ha sometido la tecnológica, a la que el 'maquillaje' se le quedaba corto tras sus últimos escándalos, dibuja ante los inversores un mar de oportunidades en bolsa. Ahora bien, ¿Qué es eso del metaverso?

La respuesta está, como (casi) siempre, en las propias raíces etimológicas de la palabra. En este caso, metaverso hace referencia a viajar más allá del propio universo.

Ahí es donde entra en juego la realidad virtual, puntal sobre el que orbita el ecosistema presentado por Mark Zuckerberg para reinventar (y reimaginar) Facebook. Denominador común de múltiples obras de la ciencia ficción, algunos expertos apuntan que este metaverso puede llegar a ser igual o más grande que Internet.

Todo esto está muy bien pero, ¿y las cifras que lo avalen? Según Bloomberg Intelligence, el metaverso puede alcanzar un valor de 800.000 millones en 2024. Al mismo tiempo, los sectores de AR (Artificial Reality) y VR (Virtual Reality), fieles escuderos de este ambicioso universo, crecerán a una tasa compuesta anual del 59% en el próximo lustro.

¿Qué usos tendrá? Desde 'ir' virtualmente a un concierto en 3D hasta Infinite Office, un espacio impulsado por la propia Facebook para diseñar tu propio lugar de trabajo gracias a la realidad virtual, pasando por los videojuegos, un mundo digital que albergará todos nuestros avatares.

¿Dónde invierto? El título más obvio es la propia Meta, la que hasta ahora era Facebook, con una capitalización de mercado de 926.000 millones. Otra compañía conocida para el gran público es Nvidia, la fabricante de chips y semiconductores que alimentará al metaverso con su capacidad de procesamiento.

Disney es otra empresa que tiene previsto construir un "metaverso de parques temáticos" a largo plazo, asegurando que habrá un momento en el que estos dejarán de depender de las barreras físicas para su disfrute. Siguiendo con la arquitectura, nos encontramos con la compañía Autodesk, que permite a ingenieros y diseñadores, entre otros, crear virtualmente todo tipo de infraestructuras.

Otra alternativa para invertir muy obvia es Amazon, la principal 'casera' de la nube de las grandes empresas tecnológicas que, por tanto, tendrá mucho que decir en este nuevo metaverso. Quién sabe si en el futuro podremos ir de compras por un centro comercial virtual que Jeff Bezos ponga a nuestra disposición.

En el sector del videojuego encontramos varios nombres como Unity, que posee uno de los dos grandes motores en 3D que se usan actualmente. Ojo también con Roblox, que mientras lee estas líneas ya ha creado la base para el metaverso dentro de su propio juego.

Estos son solo algunos ejemplos de las muchas empresas que están orientadas a este nuevo ecosistema y que pueden consultar en la siguiente imagen facilitada por el 'Wall Street Journal':

metaverso wsj
El ecosistema del metaverso. Fuente: WSJ.

¿Y EL METAVERSO CHINO?

EEUU no es el la única gran potencia con exposición a este metaverso. China también puede trasladar la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo al espectro digital a través de Tencent.

El coloso tecnológico chino es, precisamente, el 'publisher' de Roblox en China. Según los expertos de Bloomberg Technology, "la compañía puede estar incluso mejor posicionada que Meta para convertir en realidad este concepto de ciencia ficción".

En sus palabras, el metaverso de Tencent en China puede ser algo así: diseñar tu propio avatar en 3D en la app de chat QQ y usarlo en videollamadas por streaming con compañeros de trabajo gracias a Tencent Meeting. Tras finalizar la jornada laboral, nuestro avatar aparecería en un juego de PUBG Mobile y gana una entrada para un concierto virtual de Kugou Music.

Como la fecha del concierto te viene mal, incluso aunque no tengas que desplazarte hasta el lugar, vendes la entrada a través de WeChat a cambio de un nuevo corte de pelo para tu avatar. Todo esto involucraría los videojuegos, las redes sociales, el comercio electrónico, la transacción de dinero y el streaming. Y todo, a través de apps y negocios que Tencent ya tiene en cartera.

Noticias relacionadas

contador