8.254,50
  • 23,80
  • 0,29%

El Ibex 35 ha cerrado el miércoles con suaves alzas pero sin ser capaz de conquistar los 8.400 puntos (+0,18%; 8.361 puntos). Telefónica ha sido la gran protagonista del día tras vender su división de torres por 7.700 millones de euros, con una plusvalía de 3.500 millones de euros. La operadora se dispara un 10% tras cerrar una gran operación de venta de activos.

Sin duda, esta transacción es la noticia empresarial de la jornada y ha tenido un impacto importante en la cotización de la 'teleco'.

Aunque en el conjunto del Ibex y en las bolsas europeas, la falta de tendencia es protagonista, tras una primera semana alcista para los mercados.

Sobre la pandemia de coronavirus, sigue sin control en España y Europa pese al inicio de las vacunaciones, lo que ha obligado a nuestro país y a otros como Alemania y Holanda a aumentar sus restricciones.

En Wall Street, tras el cierre ligeramente alcista de la sesión anterior, los principales índices han abierto planos mientras los inversores se mantienen pendientes de tres factores: la reciente subida en la rentabilidad de los bonos, el anuncio de más estímulos por parte del futuro presidente, Joe Biden, previsto para este jueves; y el caos político en Washington, con el impeachment a Donald Trump por alentar el asalto al Capitolio y para evitar que se presente en 2024.

Por su parte, las bolsas asiáticas han cerrado con signo mixto, mientras aumentan los contagios en China por primera vez desde que empezó la pandemia.

En la agenda económica, se ha publicado la producción industrial de noviembre en la zona euro, que ha subido un 2,5% y ha superado ampliamente la subida esperada del 0,2%.

Y el IPC de diciembre en EEUU, un dato clave para el comportamiento de los bonos y para la política monetaria de la Reserva Federal (Fed), ha repuntado un 0,4%, para cerrar el año en el 1,4%. La inflación subyacente, que excluye los alimentos y la energía, ha subido un 0,1%, hasta el 1,6% anual.

Ambos indicadores se han situado en línea con lo esperado, aunque los inversores anticipan que los precios subirán en 2021, tanto por el mayor crecimiento económico como por el efecto base frente a 2020. En este sentido, la Fed ya señaló hace unos meses que permitirá temporalmente una inflación por encima del 2% para estimular el crecimiento tras la pandemia.

Por análisis técnico, el selectivo español superó en cierre semanal la resistencia clave de corto plazo de 8.322 enteros y el hueco bajista semanal de mediados de marzo, en 8.375 puntos, por lo que ofrece muy buenas sensaciones.

Aunque "ahora nos encontramos con otra potencial zona de resistencia en los 8.460-8.500 puntos (ajuste del 61,8% de toda la caída que se produjo durante los meses de febrero y de marzo de 2020)", señala José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

"Y por encima la siguiente zona de control se encuentra en el hueco bajista semanal de los 9.890 puntos. Resumiendo, el Ibex ha activado una importante señal de fortaleza de corto plazo, pero todo sigue formando parte de un rebote (fase de reacción) dentro de una clara tenencia bajista de fondo", concluye.

En otros mercados, el petróleo Brent sube un 0,1%, hasta 56,63 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,23% y se cambia a 1,2178 dólares. Además, la rentabilidad del bono español a 10 años cotiza en el 0,1%.

Noticias relacionadas

contador