Ahora sí: Pallete cierra una gran operación y Telefónica se dispara en bolsa

La operadora ha vendido su división de torres por 7.700 millones de euros

ep jose maria alvarez-pallete presidente ejecutivo de telefonica 20200417170804
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de TelefónicaTELEFÓNICA - Archivo

TELEFONICA

4,053

17:38 05/08/21
-0,11%
0,00

'Ahora sí'. Es la sensación del mercado tras la operación anunciada por Telefónica, que ha vendido la división de torres de telecomunicaciones de Telxius por 7.700 millones de euros en efectivo. Se trata de la primera gran transacción de venta de activos que cierra José María Álvarez-Pallete tras casi cinco años en la presidencia; y el mercado ha premiado la cotización con una subida destacada en bolsa del 10%, hasta 3,96 euros por acción.

La venta de las torres es positiva para Telefónica por varias razones. Por un lado, se realiza al mayor jugador del sector, American Tower Corporation, por lo que el pago está asegurado y no habrá problemas de ejecución.

Además, la plusvalía conseguida, 3.500 millones de euros, y la reducción de deuda alcanzada, 4.600 millones de euros, son lo suficientemente relevantes para provocar un efecto transformador en el sentimiento del mercado.

Precisamente este miércoles Bolsamanía ha publicado que el principal problema para los inversores es que no confían en Telefónica porque "su balance es difícil de reparar". La reacción del valor implica un cambio evidente por parte de los operadores, tras muchos años de sufrimiento bursátil. Por algún lado hay que empezar.

Así, esta operación puede ser un 'game changer' para el sentimiento de los inversores. Con los datos correspondientes al cierre del tercer trimestre de 2020, la deuda de Telefónica se situó en 36.676 millones de euros, una cifra menor que los 37.744 millones de cierre de 2019 pero que sigue pesando como una losa a una capitalización bursátil de 21.800 millones, tras anotarse una subida de 2.000 millones en una sola jornada.

Tan sólo contando con la venta de las torres, la deuda se reducirá hasta niveles de 32.000 millones, todavía muy elevada pero un gran paso en la dirección que piden los inversores.

LA VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

"Noticia muy positiva tanto por la reducción de deuda (una de las principales preocupaciones que pesan sobre la compañía) como por la valoración obtenida, muy por encima de los múltiplos de cotización de Telefónica (EV/EBITDA de 5,2 veces) y de las propias torres, así como de nuestra propia valoración", señalan desde Banco Sabadell.

Su valoración de Telxius era de "8.000 millones de euros por el 100%", por lo que el impacto positivo en valoración sería de un 3,1%.

Además, destacan que "la venta de las torres es algo que rompe con la estrategia seguida hasta el momento por la compañía, que consistía en seguir fortaleciendo el negocio, pero el discurso últimamente había cambiado, dado que las opciones de crecimiento inorgánico dentro del grupo se empezaban a agotar (quedaría Reino Unido) por las valoraciones de las torres y la capacidad financiera necesaria para seguir creciendo (unido al carácter no neutral de Telxius en la actualidad)".

"En este caso", añaden, "nosotros siempre hemos defendido que las torres no eran un activo estratégico y que la generación de valor al vender torres a terceros era mayor, por lo que consideramos muy buena esta operación".

MONETIZAR UN ACTIVO NO ESTRATÉGICO

Por su parte, los analistas de Renta 4 afirman que "valoramos favorablemente la operación, que permite vender a Telefónica un activo muy bien valorado en el mercado, a un múltiplo muy elevado, y con un impacto relevante en reducción de deuda".

Bankinter califica como "muy buena noticia" la venta porque "consigue dinamizar con fuerza su proceso de restructuración para monetizar activos no estratégicos".

Para sus analistas, "es positiva por varias razones", ya que "el múltiplo OIBDA al que se produce es atractivo y superior al de otras operaciones comparables", ya que se sitúa en 30,5 veces.

Además, "la plusvalía para la operadora alcanza aproximadamente los 3.500 millones de euros, la deuda financiera neta se reducirá aproximadamente en 4.600 millones y el ratio de apalancamiento en unas 0,3 veces (actualmente se sitúa en torno a 3,0x)". Por ello, "será más fácil para la operadora atender a sus tres objetivos de reducción de deuda, pago de dividendo e inversión (capex)".

Noticias Relacionadas
contador