la bce devrait sortir des taux negatifs d ici fin septembre selon christine lagarde
1,0096$
  • -0,0083$
  • -0,82%

Son tantas las ganas de que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés en 50 puntos básicos este jueves que sólo han hecho falta sendas informaciones de ‘Bloomberg’ y ‘Reuters’, apuntando a que el Consejo de Gobierno del Banco Central discutirá tal opción, para enviar una oleada de esperanza al mercado. El euro ha actuado en consecuencia y se ha apreciado contra el dólar, en un movimiento de 'comprar el rumor' que ha venido a reforzar una recuperación que ya estaba en marcha en el euro/dólar. Y no son pocos quienes alertan de que hay notables riesgos de que la decepción sea mayúscula.

El martes, el consenso de mercado estaba bastante seguro de que el BCE subiría su tipo de depósito en 25 puntos básicos esta semana, hasta el -0,25%, por la simple razón de que esto es lo que el banco central ha dicho explícitamente que haría. Pero eso era antes de las informaciones de que el BCE estaba considerando una subida del doble de lo avanzado en la reunión de junio. El consenso de mercado ha dado un salto tras las informaciones y ahora se prevé una subida de 34,5 puntos básicos para la reunión.

El euro/dólar subió rápidamente tras la noticia hasta máximos de dos semanas y los expertos de Panteon Macroeconomics sospechan que muchos pronosticadores “están considerando ahora cambiar su predicción a una subida de 50 puntos básicos”. “Nosotros, desde luego, sí”, reconocen, para avisar de que “si el BCE no sube 50 puntos básicos esta semana, el euro/dólar volverá a caer el jueves”.

Ebury, por su parte, no descarta un incremento de 50 puntos básicos en los tipos de interés en la reunión del jueves del BCE. “Los mercados ven ahora sólo una posibilidad entre cinco de que se produzca un movimiento de 50 puntos básicos esta semana, pero esta idea está sobrevolando entre algunos halcones”, opina el equipo de análisis de la entidad financiera. “De cumplirse esta previsión, sería una gran señal alcista para el euro”, añade.

Ante tales expectativas, “un alza de tipos de 25 puntos básicos y la apertura a un movimiento de 50 puntos básicos en septiembre pueden quedar ligeramente por debajo de lo que ahora anticipa el mercado y añadir algo de presión al euro esta semana”, indican por su parte desde ING. “El Banco Central Europeo no está satisfecho con la debilidad del euro, pero su capacidad para ofrecer un apoyo sostenible a la moneda puede seguir siendo limitada”, avisan.

Sospechan los estrategas del banco holandés que una medida mayor de la esperada (una subida de tipos de 50 puntos básicos) o un lenguaje más duro de lo previsto “pueden no generar un impulso suficiente para el euro”. Esto se debe especialmente “a los crecientes riesgos a la baja en la zona euro, relacionados sobre todo con la amenaza de una crisis de suministro de gas en los próximos meses (o durante el invierno) y, más recientemente, con la caída de Italia en la incertidumbre política”, explican.

Pronostican, por todo lo anterior, que el euro/dólar “puede volver a probar la paridad esta semana, con el BCE como posible desencadenante”. Aseveran que “sólo podría volver a niveles superiores a 1,0300 una vez que el dólar pierda algo de impulso (lo que requeriría una cierta estabilización del sentimiento de riesgo) y los mercados se sientan cómodos con la magnitud de la desaceleración económica que se ha descontado en los activos europeos”.

LA CULPA ES DEL DÓLAR

Otras casas de análisis, como la gestora Ostrum AM, subrayan que el actual panorama de las divisas “no se trata de una cuestión de debilidad del euro, sino de fortaleza del dólar, frente al euro y frente a otras monedas, como el yen o el franco suizo”. “El análisis muestra que el euro no está experimento signos de debilidad, sino que estamos en presencia de un notable encarecimiento del dólar”, opina Stéphane Déo, jefe de estrategia de mercados de la gestora.

Desde principios del año pasado, el euro se ha devaluado un 18% respecto a la moneda estadounidense y, como consecuencia, parece estar muy infravalorado. Sin embargo, datos que maneja Ostrum AM apuntan a que el valor de equilibro a largo plazo de 1,248 dólares del euro, por lo que la moneda “estaría infravalorada un 20% frente a su valor fundamental”. De hecho, hacen hincapié que ha resistido mejor que el yen, la corona sueca o la libra.

Noticias relacionadas

contador