Crisis en la socialdemocracia europea: ¿son Hamon y Sánchez la solución?

La victoria de Hamon ha dado esperanzas a los partidarios de Sánchez ante las primarias del PSOE

  • Tanto el francés como el español son conocidos como los 'versos sueltos' de sus partidos
  • Los expertos advierten de que el caso francés no se puede extrapolar a España
Virginia Mora
Bolsamania | 05 feb, 2017 11:47 - Actualizado: 12:00
hamon sanchez
Pedro Sánchez, exlíder del PSOE, y Benoît Hamon, candidato socialista a las elecciones en Francia (Fuente: Efe y Flickr/PS)

Los socialdemócratas europeos no pasan por su mejor momento, y eso es algo que está quedando claro no sólo en las últimas citas electorales, sino también en las 'crisis' que atraviesan los socialistas en diversos países. Dentro de poco se celebrarán elecciones en Alemania, Holanda y Francia y todo apunta a que los resultados no acompañarán a la izquierda.

Hamon, de 49 años, estuvo en el Gobierno de François Hollande hasta agosto de 2014 como ministro de Educación

Es por ello que en algunos países los socialistas han optado por dar un giro a la izquierda, en un intento por recuperar el terreno perdido durante los últimos años. Es el caso de Francia, donde acaban de celebrarse las primarias del Partido Socialista que ha ganado contra todo pronóstico el considerado como 'niño malo' o 'verso suelto' de los candidatos, Benoît Hamon, que se ha hecho con el apoyo de la militancia. Pero, ¿quién es y qué supone su elección?

Hamon, de 49 años, estuvo en el Gobierno de François Hollande hasta agosto de 2014. En ese momento era ministro de Educación, puesto que sólo ocupó durante cuatro meses, aunque en el primer Gobierno de Hollande fue responsable de Consumo. Abandonó su cargo de ministro por diferencias con el propio presidente y con el que fuese primero ministro de Interior y luego primer ministro, Manuel Valls, al que se enfrentó directamente en la segunda vuelta de las primarias socialistas y al que superó ampliamente. Hamon, forjado en las luchas estudiantiles, representa al ala más izquierdista de los socialistas franceses, a la facción más crítica con Hollande, y no cuenta con el apoyo del aparato del partido al que ahora debe representar en las elecciones.

Hay que recordar que Benoît Hamon milita desde los 19 años en el Partido Socialista francés. Licenciado en Historia por la Universidad de Bretaña, a principios de la década de los 90 empezó a consolidar su carrera política al convertirse en el primer presidente de las juventudes socialistas. Entre 1995 y 2000 fue asesor del entonces líder del PS, Lionel Jospin, y posteriormente de Martine Aubry cuando fue Ministra de Empleo. Y entre 2004 y 2009 fue diputado en el Parlamento Europeo. Asimismo, entre 2008 y 2012 asumió el cargo de portavoz del Partido Socialista francés, que dejó al ser elegido para la Asamblea Nacional.

Ahora su tarea es harto difícil ya que los sondeos no auguran unos buenos resultados para los socialistas franceses, que nadan en aguas de impopularidad, y más aún si se tiene en cuenta que Hamon va a tener que lidiar con las críticas de sus propios compañeros de filas. Apenas hace una semana de su elección como candidato a los comicios que se celebrarán el próximo mes de abril y ya son muchos los que han salido a reprocharle su 'radicalidad' y han decidido apoyar al independiente Emmanuel Macron. En concreto, una veintena de parlamentarios fieles a Hollande anunciaron en una carta publicada en Le Monde que no van a apoyar la campaña de Benoît Hamon porque, a su juicio, representa un giro izquierdista que creen incompatible con la tradición del partido.

El candidato socialista es actualmente quinto en las encuestas para las presidenciales, unos sondeos que encabezan la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon, que en los últimos días ha visto peligrar esta posición ante la investigación que se ha puesto en marcha sobre los supuestos empleos ficticios de su mujer, unas pesquisas que ahora se han extendido a sus hijos. Y también están por delante de Hamon el exministro de Economía Emmanuel Macron y el radical de izquierdas Jean-Luc Mélenchon.

Muchos compañeros de filas han reprochado a Hamon su 'radicalidad' y han decidido apoyar al independiente Emmanuel Macron

Ante esta situación, no son pocos los expertos que apuntan que este giro más a la izquierda de la militancia del Partido Socialista francés, eligiendo a Benoît Hamon, tiene mucho que ver con el ascenso tanto de Macron como de Mélenchon. E incluso indican que ese giro también podría darse en otros países, como por ejemplo España, donde el PSOE está fuertemente dividido y que debe elegir dentro de poco a su nuevo líder.

El politólogo Ignacio Martín Granados, que trabaja para la Fundación Felipe González, así lo cree. Según este experto, los ciudadanos “están cansados de las caras de la última década”, que han sido las que han gestionado la crisis, y eso explica por ejemplo la victoria de Hamon. “Ha ganado el candidato más de izquierdas, y el menos institucional”, y quizá eso podría repetirse ahora en el PSOE. Concretamente, se refiere a una posible victoria de Pedro Sánchez en las primarias del partido que se celebrarán el próximo mes de mayo, y para las que de momento sólo cuenta con un contrincante, Patxi López.

Aunque Martín Granados insiste en que Sánchez “no es ninguna novedad”, como tampoco lo son López ni Susana Díaz, que suena desde hace meses como posible candidata, aunque ella todavía no ha dado el paso. Dice el experto que pese a ello ha logrado ganarse el favor de los militantes más descontentos con el aparato del partido, sobre todo por decisiones como la de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Además, a Sánchez se le conoce como el 'verso suelto' del PSOE, y ya ha anunciado su intención de moverse en una línea más a la izquierda que la que sigue la gestora que lidera Javier Fernández en la actualidad. Incluso, el exsecretario general de los socialistas ha hablado de posibles alianzas con Podemos, que es precisamente el partido que más ha rascado entre los descontentos del PSOE.

Y no sólo eso. El politólogo señala que algunos dirigentes del Partido Socialista le tienen cierto 'miedo' a Sánchez porque creen que tiene posibilidades de ganar. “Desde que se fue -dejó la secretaría general y su escaño en el Congreso en octubre- se le valora más que cuando era líder del PSOE, cuenta con más simpatía entre los militantes”, dice Martín Granados, que no obstante reconoce que hacer paralelismos entre lo que ha pasado en Francia y lo que puede pasar en España es bastante aventurado.

Algo que también dice Emilio Serrano, politólogo y consultor de comunicación en Asesores de Comunicación Pública. “Es cierto que la situación del PSOE y del PS francés puede ser comparable por la división interna que parece existir, pero es muy difícil extrapolar situaciones análogas, ya que los comportamientos electorales de los ciudadanos y de los militantes son muy diferentes dependiendo del país y el partido del que se trate, y de si la elección es de líder del partido o de candidato presidencial”, apunta.

“La victoria de Hamon puede generar entusiasmo entre miembros del PSOE a la vez que también recelos”

“La victoria de Hamon puede generar entusiasmo entre miembros del PSOE a la vez que también recelos”, afirma el experto, que no cree que Sánchez pueda verse beneficiado de ninguna manera de la victoria del francés. “No tiene nada que ver. En el Partido Socialista francés se han celebrado primarias para elegir candidato presidencial, y son primarias abiertas. En el caso del PSOE, se va a elegir al líder del partido y en primarias sólo para militantes”, remarca.

Además, no cree que Sánchez tenga la victoria a su alcance sólo por ser conocido como el 'verso suelto' del PSOE. “No se trata tanto de ser un 'verso suelto', sino de tener unas propuestas y llevar a cabo unas acciones concretas que generen un relato original y genuino, que ilusione a la militancia y aporte un futuro esperanzador de hacer las cosas de manera diferente, para que el PSOE vuelva a ser un partido ganador”, dice Serrano.

FELICITACIONES… Y CRÍTICAS A HAMON

La victoria de Hamon además ha puesto de manifiesto, una vez más, las diferencias de opinión dentro del PSOE. El propio Pedro Sánchez fue uno de los primeros en felicitar al flamante nuevo candidato de los socialistas franceses a las elecciones en un mensaje en su cuenta personal de Twitter, que también aprovechó para reconocer la labor de Valls.

El Partido Socialista hizo lo propio: “Felicidades a Benoît Hamon y un abrazo a Manuel Valls. Siempre juntos contra la derecha”. Aunque también se pudieron ver algunas críticas, como la del presidente de Aragón, Javier Lambán: “La victoria del radical Benoît Hamon en las primarias socialistas francesas, una mala noticia. Otro Jeremy Corbyn. Otra derrota segura”, publicó en su cuenta de Twitter, provocando un alud de comentarios.

Según los expertos, actualmente la situación no es esperanzadora para la socialdemocracia en Europa

Según Serrano, “la situación no es esperanzadora para la socialdemocracia en Europa”, dado que se trata de una corriente ideológica que está “en una especie de 'stand by'”. “El auge inicial de los socialdemócratas les ha emborrachado de éxito y, tras la crisis económica que hemos sufrido en el continente, con la clara victoria de la austeridad, están desorientados. Parece que no haya un rumbo claro para adaptar sus propuestas a la actualidad real”, remarca el experto, que augura que el futuro de esta corriente en Europa es poco esperanzador, a menos que dé un giro.

El futuro, dice, “pasa por repensar su proyecto de gestión y salida definitiva de la crisis y adaptar sus propuestas económicas, sociales, políticas y culturales a la situación posterior a la crisis con valentía y contundencia, y con una vocación claramente europeísta para cambiar la realidad de la Unión Europea una vez sean mayoría”, apunta Serrano. “Al igual que la socialdemocracia cambió el rumbo de Europa tras 1945, debe plantearse cambiar el rumbo después de estos largos años de crisis”, concluye.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión