meta snap portada
© Alberto Sánchez
11.585,676
  • 81,959
  • 0,71%

Wall Street ha cerrado el martes con signo mixto (Dow Jones: +0,16%; S&P 500: -0,79%; Nasdaq: -2,35%) después del rebote del lunes. El desplome de Snap tras recortar anoche su previsión de beneficios añade presión bajista al sector de la tecnología, el que más está sufriendo desde que comenzó el año.

Snap, matriz de Snapchat, ha rebajado sus previsiones de resultados trimestrales porque el entorno económico ha empeorado más rápido de lo esperado en el último mes. Sus acciones se hunden y afectan al conjunto del sector tecnológico, sobre todo a empresas como Meta, matriz de Facebook; Twitter y Alphabet, matriz de Google.

Además, los inversores siguen pendientes del sector minorista, que se desplomó la semana pasada tras las advertencias de Walmart y Target sobre el aumento de costes. Durante la jornada, Nordstrom y Best Buy publicarán sus resultados y previsiones.

RECORTE DE PREVISIONES PARA CHINA

Otro factor negativo para los inversores es que el banco estadounidense JP Morgan ha recortado su previsión de crecimiento para China para este año del 4,3% al 3,7% debido a la "mayor incertidumbre" y a la "contracción más profunda" de su economía, por la política de 'cero Covid' aplicada por Pekín.

Sobre China, el presidente Joe Biden ha reiterado que puede recortar los aranceles a los productos chinos impuestos por Trump, en un esfuerzo para controlar la elevada inflación en EEUU.

En el frente bélico, Rusia sigue redoblando su ofensiva para controlar la región estratégica del Donbás, mientras el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha hablado de "exterminio" ruso cuando se cumplen tres meses del inicio de la invasión; y ha advertido de que "vienen semanas difíciles".

SOPORTE TÉCNICO PARA EL MERCADO

El S&P 500 cayó el pasado viernes hasta 3.810 puntos, lo que supone un descenso del 38,2% de Fibonacci de toda la subida desde los mínimos de marzo de 2020 hasta los máximos históricos de principios de año.

Muchos especuladores consideran que puede producirse un violento rebote de corto plazo en el mercado americano desde este soporte mayor de mercado, debido a la extrema sobreventa que acumula la renta variable americana en las últimas semanas. El indicador llegó a marcar este lunes un máximo intradía en 3.981 enteros.

En lo que respecta a la visión fundamental de grandes inversores, la gestora alemana DWS consideran que "las valoraciones sustancialmente más bajas han dado lugar a un potencial de precios al alza en un horizonte de 12 meses". Por ello, a pesar de la reducción de los objetivos de precios, "esperamos 4.400 puntos para el S&P 500 (para junio de 2023). Esto supone una rentabilidad total del 14% (basada en un nivel del índice de 3.903 puntos)", explican.

AGENDA ECONÓMICA

En la agenda económica, se ha conocido el dato del PMI del sector servicios en Estados Unidos del mes de mayo, que ha caído hasta el nivel de los 53,5 puntos desde los 55,6 de abril y por debajo de los 55,2 esperados por el consenso. También se ha publicado el PMI manufacturero en el país norteamericano, que se ha situado en línea con las estimaciones del consenso en el nivel de los 57,5 puntos, 1,7 menos que el mes anterior (59,2).

También hablará Jerome Powell, aunque en un evento sobre desarrollo de las comunidades indias en el que no se esperan declaraciones sobre política monetaria. Por otro lado, se sigue celebrando el Foro Económico Mundial de Davos.

El miércoles, la futura vicepresidenta del organismo, Lael Brainard, también dará un discurso, antes de conocer ese mismo día las actas de la última reunión del banco central.

Recordamos que el endurecimiento monetario de la Fed para luchar contra la inflación es el principal viento en contra para Wall Street, ya que el mercado ha anticipado que habrá menos crecimiento y condiciones financieras más duras durante los próximos meses.

A nivel económico, atención el viernes al indicador de precios PCE, que "cobra especial relevancia en un momento de elevada inflación y es utilizado por la Fed para tomar sus decisiones de política monetaria", señalan desde Bankinter. Si el PCE indica un respiro en el ritmo de subida de la inflación puede ser la excusa perfecta para el rebote.

En otros mercados, el barril de crudo West Texas ha caído un 0,0,6% ($110,22) y el barril Brent ha repuntado un 0,42% ($113,90), mientras el euro se ha apreciado un 0,39% ($1,0731) y sigue recuperando al descontar el mercado subidas de tipos en la zona euro a partir de julio. Además, la onza de oro ha avanzado un 0,93% ($1.865); y la rentabilidad del bono americano a 10 años ha caído al 2,76%. Por último, el bitcoin ha ganado un 0,53% ($29.389).

Noticias relacionadas

contador