nyse dl us wall street stocks shares ny n y  new york
Rolf Kleef Flickr (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/ ) No changes made
29.413,220
  • -
  • -

Wall Street ha comenzado la semana con un repunte cercano al 2% (Dow Jones: +1,96%; S&P 500: +1,86%; Nasdaq: +1,59%) después de los mínimos anuales marcados la semana pasada por los índices neoyorquinos. La atención del mercado, más allá de los factores fundamentales que preocupan a los inversores, se centra en el análisis técnico, ya que el S&P 500 tocó el pasado viernes el soporte clave de los 3.800 puntos.

El principal indicador bursátil del mundo llegó a caer hasta 3.810 enteros, lo que supone un retroceso del 38,2% de Fibonacci de toda la subida desde los mínimos de la pandemia (marzo de 2020) hasta los máximos históricos de principios de año.

El S&P 500 consiguió cerrar en 3.900 puntos, por lo que muchos especuladores consideran que puede producirse un violento rebote de corto plazo en el mercado americano desde este soporte mayor de mercado, debido a la extrema sobreventa que acumula la renta variable americana en las últimas semanas (el Dow Jones, por ejemplo, ha bajado en las últimas 8 semanas, su peor racha desde 1932) y al pesimismo generalizado de la opinión pública.

FACTORES FUNDAMENTALES

En lo que respecta a los factores fundamentales, se celebra el Foro Mundial de Davos, en el que participan numerosos líderes mundiales y que servirá para calibrar si la economía mundial se dirige hacia un escenario de estanflación o de recesión a medio plazo, tal y como temen muchos analistas.

También es noticia Joe Biden, que por un lado ha dicho que su Administración está dispuesta a bajar los aranceles a los productos chinos, en un esfuerzo por contener la inflación, pero ha añadido que EEUU sigue comprometido a usar la fuerza para defender a Taiwán de un posible ataque chino, lo cual ha provocado una vez más críticas del Gobierno comunista.

Todo ello mientras Rusia prosigue con su gran ofensiva militar en el este de Ucrania, donde se libran encarnizados combates para controlar la estratégica región del Donbás. Por el momento, no se espera un fin de las hostilidades a corto plazo, lo cual sigue siendo un lastre para las bolsas.

AGENDA ECONÓMICA

Para este lunes, están previstas intervenciónes de Raphael Bostic y Esther George, dos de los miembros de la rama más agresiva de la Reserva Federal (Fed). El miércoles, la futura vicepresidenta del organismo, Lael Brainard, también dará un discurso, antes de conocer ese mismo día las actas de la última reunión del banco central.

Recordamos que el endurecimiento monetario de la Fed para luchar contra la inflación es el principal viento en contra para Wall Street, ya que el mercado ha anticipado que habrá menos crecimiento y condiciones financieras más duras durante los próximos meses.

A nivel económico, atención el viernes al indicador de precios PCE, que "cobra especial relevancia en un momento de elevada inflación y es utilizado por la Fed para tomar sus decisiones de política monetaria", señalan desde Bankinter. Si el PCE indica un respiro en el ritmo de subida de la inflación puede ser la excusa perfecta para el rebote del mercado.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En la escena empresarial, Broadcom mantiene conversaciones para adquirir la empresa de 'cloud computing' VMware, cuyos títulos se han disparado.

Asimismo, Starbucks ha anunciado que saldrá definitivamente de Rusia y cerrará las 130 franquicias que mantenía en el país. La compañía ha asegurado que pagará a sus casi 2.000 trabajadores en el país durante seis meses y que les ayudará a buscar empleo durante ese período.

Además, los inversores siguen pendientes del sector minorista, que se desplomó la semana pasada tras las advertencias de Walmart y Target sobre el aumento de costes. Durante los próximos días, otras compañías como Macy's y Dollar General publicarán sus resultados y previsiones.

En otros mercados, el barril de crudo West Texas ha cerrado prácticamente plano (+0,018, $110,30) y el barril Brent ha avanzado un 0,61% ($113,24), mientras el euro se ha apreciado un 1,20% ($1,0687) tras los comentarios de Lagarde sobre subidas de tipos en la zona euro a partir de julio. Además, la onza de oro ha repuntado un 0,58% ($1.852,8); y la rentabilidad del bono americano a 10 años ha subido hasta el 2,86%. Por último, el bitcoin se ha dejado un 2,67% ($29.138).

Noticias relacionadas

contador