El 70% de los clientes prefiere el pago electrónico, pero la mayoría usa efectivo

En España se mantiene la percepción de que existen trabas al pago con métodos digitales

Irene Hernández
Bolsamania | 11 nov, 2018 06:00
ep tarjetacredito 20170809122602

El 70% de los españoles reconoce que prefiere los pagos electrónicos, sin embargo, todavía la gran mayoría de los consumidores abona sus compras habituales en efectivo. Eso sí, el pago con tecnología contactless destaca como el sistema con mejores perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo entre las opciones alternativas al efectivo.

En concreto, frente al 28% de los consumidores que afirma que su opción favorita es el efectivo está el 40,5% que prefiere utilizar la tarjeta de crédito o débito supera el 40%. A estos se suma el 3% que elige el pago móvil y casi el 26% que opta por la tarjeta contactless.

Entre los factores que propician esta contradicción, Mastercard apunta a dos. Por un lado, los consumidores asumen que el efectivo es la forma de pago más aceptada; por otro, que en España se mantiene la percepción de que existen trabas al pago con métodos digitales o con tarjetas de crédito o débito. Así lo recogen los datos del índice de ciudades cashless elaborado por la compañía de medios de pago.

Solo el 28% de los consumidores que afirma que su opción favorita para las compras es el efectivo

Según este estudio "se confirma un cambio de hábitos de los españoles: pagamos más con tarjeta y otras soluciones digitales que permite la tecnología contactless, como el móvil, pero nos gustaría hacerlo más, si bien no siempre tenemos la posibilidad", apunta la directora general de Mastercard España, Paloma Real.

Una creencia que varía en función de lo que se compra y dónde se hace. Por ejemplo, los consumidores perciben que pagar sin efectivo es más fácil en lugares como el supermercado o los restaurantes que a la hora de hacerlo por bienes de bajo importe, según lo afirman un 99% y un 98%, respectivamente. Le siguen otros lugares en los que el pago electrónico se acepta en mayor grado, según la percepción de los encuestados. Entre ellos, parkings (82%) y taxis (69%).

Esta percepción tampoco se corresponde con lo que luego los clientes llevan a la práctica. Es verdad que lo españoles se decantan por lo electrónico cuando pagan en restaurantes (un 60%) o compran en un comercio minorista (62%), pero un 75% opta por el efectivo para abonar las consumiciones en bares.

Muchos usuarios no se atreven a pagar pequeñas cantidades con tarjeta por la errónea creencia de que estos pagos conllevan altas comisiones

"Muchos establecimientos aún mantienen restricciones al pago sin efectivo para pequeñas cantidades debido a la errónea creencia de que los pagos electrónicos conllevan altas comisiones", explica Real.

A esto se une que la misma percepción la tienen muchos usuarios, que en ocasiones no se atreven a pagar pequeñas cantidades con tarjeta, aunque "en muchos casos es posible y constituye una forma rápida, segura y cómoda de realizar las compras, y ofrecen una mayor velocidad comercial a estos establecimientos". Pero la realidad es distinta, ya que en 2004 estas comisiones fueron reguladas y desde entonces se han reducido cerca de un 70%.

LA TECNOLOGÍA CONTACTLESS, EL SISTEMA CON MEJORES PERSPECTIVAS

Entre las opciones alternativas al efectivo, el pago con tecnología contactless, tanto con tarjeta como con dispositivo móvil, destaca como el sistema con mejores perspectivas de crecimiento a corto y medio plazo. De hecho, el 76% de los usuarios prevé que en uno o dos años incrementará mucho o bastante su uso como forma de pago.

Además, el 91% de los consumidores españoles afirma conocer dicho sistema, aunque el volumen de los que disponen de una tarjeta de este tipo aún no alcanza el 70%, por lo que el estudio de Mastercard pronostica que el pago con tarjeta contactless seguirá creciendo.

El resto de opciones electrónicas aún no goza del nivel de popularidad de este tipo de tarjetas, aunque también proyectan un "incremento considerable" en su uso en los próximos años. Así, los consumidores prevén que aumentarán mucho o bastante sus pagos a través de aplicaciones móviles o tarjetas virtuales, según lo afirma el 51,5% y el 37% de los encuestados.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión