josé maría álvarez pallete (telefónica)
José María Álvarez Pallete, presidente de TelefónicaAlberto Sánchez (Bolsamanía)
2,99€
  • -0,11€
  • -3,61%

Vuelve la presión bajista sobre Telefónica, que ya vale menos de 19.000 millones en bolsa y se dirige hacia sus mínimos anuales de marzo en los 3,38 euros. "Mucho cuidado, ya que no descartamos que la compañía no consiga sujetarse en los 3,38 euros y continúe con el desplome actual hasta el nivel de los 2,50 euros", afirma César Nuez, analista de Bolsamanía. El valor ha bajado un 3,92%, hasta 3,43 euros.

"A largo plazo, el potencial de crecimiento estructural es bajo, la competencia elevada por parte de operadores más ágiles en los distintos negocios donde opera el grupo y la capacidad de maniobra limitada. El entorno actual dificulta la venta de activos no estratégicos a precios adecuados", afirman los analistas de Bankinter tras sus últimos resultados.

Telefónica ganó un 53,5% menos en el primer semestre del año, hasta los 831 millones de euros, mientras que el beneficio trimestral descendió un 50,7%, hasta los 425 millones de euros. "A pesar de una rentabilidad por dividendo elevada (9,3%), la reducción de la deuda progresa lentamente", añaden estos expertos.

Los inversores siguen penalizando el excesivo apalancamiento de la compañía pese a los esfuerzos de José María Álvarez Pallete para extraer valor del grupo, mediante la operación corporativa con Liberty en Reino Unido y la oferta en Brasil para comprar los activos móviles de OI.

"En el entorno actual, posibles nuevas operaciones tienen mayor riesgo de retraso y menor valoración. La ejecución del Plan Estratégico se dificulta y los avances tardarán más en llegar. El ROE (6,5%) apenas supera ligeramente el coste ponderado del capital (5,6%)", concluyen desde Bankinter.

A lago plazo, y por análisis técnico, José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, observa "un gran doble techo de largo plazo, lejos de cumplir con su objetivo de caída: la zona de los 2,50 euros (mínimos de 2002), además de una impecable directriz bajista que une todos y cada uno de los sucesivos máximos decrecientes desde hace cinco años".

"Una recta directriz bajista con muchos más de tres puntos de tangencia en la misma y que ahora pasa por la zona de los seis euros. En cualquier caso, rebotes aparte, la renovada debilidad de nuestro Ibex, con la banca a la cabeza, puede terminar presionando de nuevo a todo el mercado en bloque, lo que deja la puerta abierta a la posibilidad de buscar los mínimos anuales en los 3,38 euros", concluye este experto.

Noticias relacionadas

contador