S&P ve menos riesgos económicos a los que se enfrentan los bancos españoles

Mantiene sus perspectivas estables excepto para Kutxabank (positiva) y BBVA (negativa)

Irene Hernández
Bolsamania | 31 may, 2019 12:43 - Actualizado: 12:53

S&P ha mejorado la evaluación sobre los riesgos económicos que los que se enfrentan los bancos españoles, lo que a su vez "refuerza nuestra opinión sobre la capacidad del capital de los bancos para absorber pérdidas inesperadas". La agencia de rating afirma que todas las perspectivas para las entidades españolas son estables, excepto la de Kutxabank, que sigue siendo positiva, y BBVA, que se mantiene en negativa.

"En medio de condiciones económicas favorables, tanto los bancos españoles como las corporaciones no financieras continúan fortaleciendo y reparando el daño dejado por la crisis", explica S&P, que añade que los bancos españoles, "liderados por los grandes, han acelerado la reducción de activos problemáticos a través de disposiciones importantes, principalmente de activos inmobiliarios".

Aunque han llevado a cabo cambios en las calificaciones de dos bancos: Cecabank y Caja Laboral Popular Cooperativa de Crédito. Afirman todas las demás calificaciones bancarias, excepto la de Kutxabank y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA y BBVA Global Markets.

S&P considera que el principal desafío para los bancos españoles, como para los pares europeos en general, es mejorar la rentabilidad

Así, elevan la calificación a largo plazo de Cecabank SA a 'BBB +' desde 'BBB', afirmando la calificación de corto plazo 'A-2' en Cecabank. Y a largo y corto plazo de la Caja Laboral Popular Cooperativa de Crédito a 'BBB / A-2' desde 'BBB- / A-3'. En ambos casos, con perspectiva estable.

Por su parte, afirman las calificaciones a largo y corto plazo del resto de bancos españoles: Banco Santander en 'A / A-1'; Santander Consumer Finance y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y su filial BBVA Global Markets BV, en 'A- / A-2'; CaixaBank y Bankinter en 'BBB + / A-2'; Kutxabank, Bankia y Banco de Sabadell en 'BBB / A-2'; BFA Tenedora de Acciones, SAU en 'BBB- / A-3'; y Abanca Corporación Bancaria e Ibercaja Banco en 'BB + / B'.

S&P considera que el principal desafío para los bancos españoles, como para los pares europeos en general, es mejorar la rentabilidad. "Para muchos jugadores, la rentabilidad permanece por debajo del coste del capital, una situación que podría poner en tela de juicio la viabilidad a largo plazo de sus modelos de negocios".

"En los últimos años, los bancos españoles han fortalecido gradualmente su capital a través de mayores ganancias retenidas, emisiones híbridas e iniciativas de reducción de riesgos. Pero el proceso probablemente continuará, en nuestra opinión. La capitalización es adecuada, pero solo es una fortaleza para una minoría de bancos españoles", añaden.

En cuanto a la situación actual, la agencia cree que "a pesar de la situación política actual, con un nuevo Gobierno aún por formarse, esperamos que el crecimiento económico sólido continúe. Sin embargo, la fragmentación política podría restringir la capacidad del nuevo gobierno para emprender reformas".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión