jon josu imaz repsol plan estrategico
Josu Jon ImazRepsol
8,30€
  • -0,15€
  • -1,80%

Repsol buscará socios o una salida a bolsa para su negocio de energías renovables. Así lo ha confirmado Josu Jon Imaz, consejero delegado de la petrolera, durante la presentación del nuevo Plan Estratégico para el periodo 2021-2025. La valoración inicial de esta posible venta o salida a bolsa ha sido de 1.400 millones de euros, cifra calculada en base a las desinversiones en la cartera de renovables que ha ofrecido la petrolera.

"Buscaremos socios financieros minoritarios o una OPV para financiar el crecimiento del negocio de emisiones bajas en carbono y rebajar el coste de capital de este negocio", ha dicho Imaz a los inversores.

"El calendario que manejamos es dar entrada a un socio minoritario en el capital del negocio o realizar una OPV en el periodo 2021-2022", ha añadido.

La compañía basará su estrategia en "España, Portugal y Chile como mercados prioritarios", ya que cuentan con "ventajas (hidrógeno renovable, economía circular) y con amplias fuentes de energías renovables".

"Nuestro objetivo es alcanzar los 7.500 megavatios para el año 2025 y 15.000 megavatios para 2030. Actualmente, tenemos 1.100 megavatios y tenemos proyectos en ejecución, con 330 millones de Ebitda en 2025", ha dicho Imaz, quien ha anticipado que buscarán "abrir otras dos plataformas internacionales en los próximos años", siempre en proyectos con una rentabilidad esperada "superior al 10%" en países "estables y con estabilidad regulatoria".

El objetivo es invertir 5.500 millones de euros hasta 2025, el 30% del total de inversiones anunciadas por valor de 18.300 millones de euros en el próximo lustro, para acelerar su plan de transformación hacia una compañía cero emisiones netas y ser protagonista en la transición energética.

La petrolera cae en bolsa (-3%, 8,46 euros) tras anunciar un recorte del 35% en su dividendo para 2021, hasta 0,6 euros por acción. Bolsamanía ya había anticipado que la petrolera estudiaba recortar su dividendo un 45% para adaptarlo a las actuales condiciones del mercado.

La cotización de la compañía ha sido muy volátil a lo largo del año y ha marcado mínimos de los últimos años en 5,04 euros, pero ha rebotado con gran fuerza por encima de 8 euros durante el mes de noviembre, aunque todavía se encuenta lejos de su máximo anual, situado en 13,71 euros antes de la pandemia.

Por tanto, hay que enmarcar la recogida de beneficios actual en ese escenario de mercado. Tan sólo en el mes de noviembre, el valor acumula una impresionante subida del 58%.

Noticias relacionadas

contador