ep fachada y zonas exteriores de uno de los hoteles de la cadena melia hotels
Fachada y zonas exteriores de uno de los hoteles de la cadena Meliá Hotels.Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo
6,080€
  • -0,140€
  • -2,25%

Renta 4 ha elevado el precio objetivo que otorga a Meliá Hotels hasta los 9,4 euros (+21% respecto al anterior, de 7,8 euros) al constatar la "fortaleza actual del negocio". Los títulos de la hotelera han caído un 24% en el último mes, y un 30% desde principios de mayo, cuando marcó máximos desde el Covid-19. Según los expertos de la firma, hay un "excesivo pesimismo bursátil" en torno a la compañía que no comparten.

"Esperamos que los resultados del segundo trimestre muestren un gran tono y las previsiones de cara al tercero son muy positivas, con precios superiores a los de 2019 aunque con niveles de ocupación levemente inferiores", destacan desde Renta 4. Además, apuntan que "las perspectivas para el cuarto trimestre son favorables, con una recuperación más visible en el segmento MICE (reuniones, convenciones) que debería apoyar al segmento urbano".

En opinión de los expertos de la firma, "los títulos están descontando una contracción significativa de la actividad y/o una fuerte subida de los costes que provoquen una caída del resultado operativo en 2023". Y "aunque no podemos descartar este escenario, ésta no es nuestra visión", remarcan.

Afirman que 2022 "será más positivo que lo que descontábamos en febrero", cuando mejoraron el precio objetivo de 6,8 a 7,8 euros. "Ahora esperamos que el EBITDA supere los 400 millones de euros", y la principal razón de dicha mejora es "la recuperación más rápida de lo previsto que permita que los ingresos y EBITDA se sitúen en torno a un 10% por debajo de 2019 (con un primer trimestre afectado por Ómicron)", destacan los analistas de Renta 4.

También comentan que con el entorno macro actual, con un riesgo creciente de recesión, una inflación elevada de forma persistente, la subida de tipos en Europa, etc., "la visibilidad de cara a 2023 es reducida". "En nuestro escenario central, no obstante, no descontamos un deterioro de la actividad excesivo que pueda repercutir muy negativamente en el consumo", apuntan.

Algo que creen que es lo que "se está descontando actualmente en el mercado". Esperan que 2023 sea un año "relativamente bueno" para Meliá, "con crecimiento de ingresos y EBITDA, que ya deberían aproximarse a los registros de 2019", concluye Renta 4, que sigue recomendando 'sobreponderar' el valor'

Noticias relacionadas

contador