No habrá ampliación: Unicaja y Liberbank liberarán 600 millones de capital

Elena Lozano / Eduardo Segovia
Bolsamania | 14 dic, 2018 18:51 - Actualizado: 09:47
liberbankunicaja

La entidad resultante de la fusión entre Unicaja y Liberbank no necesitará realizar una ampliación de capital para financiar la integración. Según fuentes conocedoras de las negociaciones, estos bancos podrán liberar unos 600 millones de euros por la introducción de modelos internos en su cálculo de capital, lo que eliminaría la necesidad de acudir al mercado, al menos en un primer momento. Asimismo, pretende vender activos no estratégicos.

Las ratios de capital de los bancos se calculan dividiendo los fondos propios entre los activos ponderados por riesgo (APR) de cada entidad. Este concepto es inferior al activo total y da un peso mayor a elementos con más riesgo del balance de las entidades (como crédito promotor, inversión en bolsa o créditos al consumo) y muy bajo o nulo a otros, como deuda pública o créditos a grandes empresas. Esto es lo que se conoce como "consumo de capital".

Para hacer subir esta ratio, se puede incrementar el numerador -es decir, subir el capital con una ampliación- o reducir el denominador, es decir, los APR. Para ello, se han inventado una cosa que se llama "modelos internos", que ponderan el riesgo de cada activo de forma individualizada en cada banco, en vez del modelo estándar en el que es el Banco de España el que establece el peso de cada crédito o inversión.

Así, por ejemplo, una hipoteca de 100.000 euros pondera al 40% (40.000 euros) en el modelo estándar y, con una ratio de capital del 12%, consumiría 4.800. Con un modelo interno, el porcentaje puede bajar hasta el 18%, es decir, 18.000 euros, con lo que el banco tendría que poner el 12%, solo 2.160. Al pasar de un modelo a otro, liberaría 2.640 euros, más de la mitad.

Para aplicar un modelo interno, la entidad debe recibir el visto bueno del Banco de España, algo que no es un proceso sencillo. Pero Liberbank ya lo ha conseguido y podrá aplicarlo el próximo año. Si ocurre lo mismo con Unicaja, la entidad resultante de la fusión de ambas liberará 600 millones de euros, lo que permitiría evitar una ampliación de capital.

La firma de análisis canadiense Kepler apoya esta tesis. En un informe publicado el miércoles, señala la posibilidad de que el BCE incentive la operación aprobando modelos internos para la cartera hipotecaria de la nueva entidad. Esto le permitiría liberar unos 3.000 o 5.000 millones de euros en activos ponderados por riesgo que, teniendo en cuenta las exigencias del mercado, permitirían liberar entre 360 y 600 millones de euros en capital.

ACUERDO PARA LA NUEVA GESTIÓN

Las negociaciones entre ambas entidades se encuentran avanzadas hasta el punto de que ya se ha acordado quiénes ocuparán los principales cargos. El presidente ejecutivo de Unicaja, Manuel Azuaga, ostentará el mismo puesto en la nueva entidad, mientras que el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, será su número dos.

También parece haber acuerdo sobre la sede, que estará en Madrid. Es cierto que Liberbank ya cuenta con su sede social en la capital madrileña, si bien su centro de operaciones está en Asturias. En cuanto a Unicaja, la entidad se gestiona desde Málaga, por lo que, previsiblemente, deberá trasladar a Madrid sus equipos.

Lo que parece claro es que, dado su mayor tamaño, Unicaja será la entidad con mayor participación en la entidad resultante. De acuerdo con fuentes conocedoras de las negociaciones, será del 55%, mientras que el 45% restante del capital lo tendrá Liberbank.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión