Kepler estima en 160 millones la sinergia de costes de una fusión Unicaja-Liberbank

La firma duda de que ambas entidades lleguen a un acuerdo... y más en el contexto actual

El banco resultante tendría que emitir CoCos por 600 millones, con un pago de cupones de unos 50 millones anuales

Elena Lozano
Bolsamania | 13 dic, 2018 07:15 - Actualizado: 18:09
liberbankunicaja

Kepler cree que una hipotética fusión entre Unicaja y Liberbank generaría a la entidad resultante unas sinergias de costes de unos 160 millones de euros. La firma cree que, en el caso de que se materializara la integración de Liberbank en Unicaja no existiría un "solapamiento" de sus redes a nivel geográfico, de forma que las oficinas que pudieran ser objeto de ajuste serían aquellas que podrían ser cerradas de forma independiente por cada una de las entidades.

Ambas entidades comunicaron al mercado el martes que estaban negociando su fusión, una operación para la cual han fichado a Mediobanca (Unicaja) y a Deutsche Bank (Liberbank), según la información publicada por Expansión. Las fuentes consultadas por el diario apuntaban a unas sinergias de costes de unos 200 millones de euros, una cifra que para Kepler es "demasiado alta", dado que supone el 50% de la base de costes de Liberbank.

La firma considera que no existen duplicidades en las redes de Unicaja y Liberbank, por lo que el ahorro de costes vendría de sus servicios centrales, más que de sus franquicias. Además, apunta que en el caso de Liberbank la entidad ya ha recortado sus costes "de forma agresiva". Por ello, cree que los ahorros de costes se quedarían en unos 160 millones de euros, con un valor futuro de sus flujos de caja (NPV, por sus siglas en inglés) de unos 900 millones de euros.

La firma da por hecho que, en el caso de que se fusionaran estos dos bancos, los gestores de Unicaja serían los que se quedarían al mando de la entidad resultante. "El acuerdo implicaría un intercambio de acciones con la absorción de Liberbank por parte de Unicaja, por lo que entendemos que Unicaja, que es la más grande, sería la que compraría Liberbank y su dirección se quedaría al mando de la nueva entidad", apunta Kepler.

La firma de análisis canadiense, en todo caso, duda que la operación se lleve finalmente a cabo, más en un momento en el que "los dos valores están debilitados". "Si el acuerdo sigue adelante, la noticia creará valor para los títulos de ambas. Sin embargo, dudamos de que se alcance un acuerdo", señala la firma.

Kepler cree que, "sobre el papel", la creación de valor de la transacción podría ser equivalente al 33% del valor de mercado combinado de Unicaja y Liberbank. "Sin embargo, la nueva entidad tendría que afrontar varios riesgos", apunta la firma, en referencia a que el tamaño del banco nuevo tendría unos requerimientos MREL más estrictos y una necesidad de emitir Capital Adicional de Nivel 1 (AT1), los conocidos como bonos contingentes convertibles (CoCos), por unos 600 millones de euros, lo que le generaría unos costes adicionales de 50 millones de euros anuales en pago de cupones. Entre otros retos.

No obstante, Kepler cree que el Banco Central Europeo (BCE) podría incentivar la transacción aprobando un modelo interno que permitiera a la nueva entidad liberar de la cartera hipotecaria unos 3.000 o 5.000 millones de euros en activos ponderados por riesgo, cantidad "suficiente para financiar los costes de reestructuración".

De materializarse finalmente la operación, la entidad resultante se convertiría en la sexta por activos en España, desplazando de este puesto a Bankinter. Tendría, además, una cuota de mercado cercana al 4%. La noticia de la posible operación fue bien acogida por el mercado el miércoles, pues ambas entidades experimentaron subidas en bolsa de casi el 16% en el caso de Unicaja y casi el 14% en el de Liberbank.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión