ep francisco reynes presidentnaturgy
Francisco Reynés, president de NaturgyNATURGY
28,600€
  • 0,410€
  • 1,45%

Francisco Reynés, presidente de Naturgy (Gas Natural Fenosa) ha iniciado los recortes de personal en la comprñái con la prejubilación en España a 800 empleados mayores de 57 años, según fuentes conocedoras de la situación. Esta cifra supone un 80% del total de trabajadores que cumplen estos requisitos. La medida se inscribe dentro de los objetivos del plan estratégico 2018-2022 que presentó Reynés el pasado 28 de junio.

En un primer momento, el plan de prejubilaciones de Naturgy estaba destinado a trabajadores mayores de 59 años, según las fuentes consultadas. 800 empleados los que cumplían este requisito, y el objetivo era que todos abandonaran la compañía. Pero posteriormente decidieron ampliar la edad para que pudiera apuntarse más gente, por lo que se situó para mayores de 57; en España, la compañía cuenta con 1.000 empleados en esa situación.

Las condiciones que ofrece la compañía son diferentes según la persona que se apunte al plan de prejubilación, de acuerdo a las mismas fuentes. "Si la empresa quiere mantenerlo, le ofrece peores condiciones de salida, y viceversa", explica una de ellas. Este plan llegó con la nueva hoja de ruta que presentó Francisco Reynés, presidente de Naturgy desde el pasado mes de febrero y que se plasmó en el cambio de nombre de la compañía en junio.

En un primer momento, el plan de prejubilaciones de Naturgy estaba destinado a trabajadores mayores de 59 años

Asimismo, dentro de su plan de eficiencia, Naturgy está realizando traspaso de trabajadores desde la corporación (los servicios centrales) a sus diversas unidades de negocio, que en España son tres: gas, electricidad y distribuidora (UFD es la nueva marca de Naturgy). Los empleados traspasados siguen trabajando para Naturgy, pero desde filiales del grupo.

AFRONTAR LOS NUEVOS TIEMPOS

Naturgy se enfrenta a un escenario en el que los ingresos regulados por el Gobierno de España no solo no van a crecer, sino que el sector da por descontado que va a sufrir un importante recorte para abaratar la factura de la luz. Por ello, la energética catalana tiene que enfocarse en reducir gastos de forma contundente. Además, la evolución al alza de los precios del mercado eléctrico no favorece a la compañía.

Muchos de los contratos que tiene en vigor Naturgy con grandes compañías han tenido que ser rescindidos porque la subida de la luz hace que Natugy esté cobrando menos de los que vale el kilowatio/hora en el mercado, es decir, que pierda dinero con lo firmado con estas empresas (estos contratos contemplan un techo de precio aunque el de mercados ea superior). Como adelantó El Confidencial, la energética ha roto su relación con Pontegadea (inmobiliaria de Amancio Ortega), AC Hoteles, Iridium (ACS) y Mutua Madrileña.

Por otro lado, los ciclos combinados se encuentran parados y solo se activan en momentos de exceso de demanda o de caída de la oferta de otras fuentes (carbón, renovables, nucleares...). Poner en marcha estas centrales y pararlas poco después supone unos costes muy elevados que no compensan los ingresos. Por último, otro de los puntos que amenazan a Naturgy es que Repsol ha entrado de lleno en el negocio de gas, su principal mercado.

MÁXIMOS HISTÓRICOS

A pesar de la subida de la luz y de su plan de eficiencia, las acciones de Naturgy se encuentran en máximos históricos. La primera vez que los tocó fue tras presentar su plan estratégico y cuando cambió de nombre. La compañía acumula una subida de más del 28% en lo que va de año.

José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía, señala que es “muy interesante el momento por el que pasa Naturgy en los últimos tiempos. El título presenta una impecable directriz alcista que une los sucesivos mínimos crecientes desde febrero. Es más, puede marcar nuevos máximos de todos los tiempos en cualquier momento”, añade el analista.

Noticias relacionadas

contador