ep establecimiento de zara cerrado
Establecimiento de Zara cerradoUwe Anspach/dpa
24,19€
  • 0,30€
  • 1,26%

"Es el principio del fin". Así de claros son los analistas de Morgan Stanley con la evolución del negocio de Inditex y del conjunto del sector minorista textil. "Creemos que el Covid-19 cambiará la industria minorista europea para siempre", afirman desde el banco estadounidense.

Al contrario que otros analistas, no comparten la idea de que la relajación de las medidas de confinamiento supongan el final del impacto negativo para compañías como Inditex, H&M o JD Sports. Su previsión es que las medidas de distanciamiento social, en diversos grados de severidad, continuarán hasta que una vacuna esté disponible para la población general, algo que como muy pronto ocurriá en el verano de 2021.

Además, añaden que los cambios en los estilos de vida de los consumidores y, por lo tanto, en su forma de gastar, es probable que duren mucho más. Y los minoristas enfrentarán estos cambios con balances más débiles y carteras de tiendas mal configuradas, aunque también con menos competencia.

Por eso, a partir de ahora, la valoración de las cadenas textiles como Inditex o H&M dependerá de "la fortaleza de su balance, el impacto de las medidas de distanciamiento social, su carácter más o menos cíclico, el impacto de la recesión y los cambios a largo plazo en la forma de consumir de los ciudadanos".

Morgan prevé que se produzca un aumento de las compras online y que la visita a las tiendas físicas resulte mucho menos atractiva para los consumidores, debido a las limitaciones por la pandemia y al miedo al Covid-19.

"Es probable que, incluso cuando las tiendas vuelvan a abrir, los consumidores opten por hacer una mayor cantidad de sus compras en línea que antes realizaban en los puntos físicos de venta", afirman. Una menor demanda general, junto a un aumento de las ventas online provocará que "la densidad de ventas en las tiendas baje entre un 30% y un 50% durante los meses de verano".

"Al mismo tiempo", añaden, "las medidas de distanciamiento social también aumentarán los costes operativos de los minoristas, porque tanto sus operaciones en tienda como las de logística serán menos eficientes".

En su opinión, es probable que estos criterios dominen el debate sobre la inversión en estas compañías durante los próximos años. En general, esperan que las ganancias del sector en 2020 y 2021 se desplomen un 62% y un 33% respecto a 2019. Sin embargo, añaden que la visibilidad sigue siendo extremadamente baja para esas previsiones ya de por sí muy negativas.

Uno de los principales factores negativos que anticipan en los próximos meses es la campaña de Navidad. "Nuestra mayor preocupación de todas se puede resumir en una palabra: Navidad", afirman. Sobre todo si, como parece, se produce otra oleada de la pandemia durante el próximo otoño/invierno.

Si las minoristas tienen que volver a cerrar antes de la temporada navideña, "un período en el que muchas de estas empresas obtienen la mayor parte de sus ganancias anuales, es una perspectiva casi demasiado sombría para contemplarla", concluyen.

Tras este análisis, Morgan Stanley ha reducido la valoración de Inditex hasta 18 euros por acción desde 20 euros, muy por debajo del precio actual de la matriz de Zara, que cotiza en niveles de 22 euros.

Su previsión es que el beneficio antes de impuestos de la compañía se desplome un 50% frente a su estimación anterior, hasta 2.400 millones de euros, en el ejercicio fiscal 2020. Y respeto al beneficio por acción (BPA), anticipa una caída del 54% en 2020 y del 36% en 2021.

Noticias relacionadas

contador