ep archivo   torres de electricidad 20210910080507
Torres de electricidadEUROPA PRESS - Archivo

Electrocutados. Así se han quedado los inversores extranjeros tras las medidas anunciadas por el Gobierno español para abaratar el recibo de la luz. Y así lo atestiguan las valoraciones de varios bancos de inversión internacionales de primer orden, que han reducido drásticamente su previsión de beneficios para el sector eléctrico hispano, han alertado sobre la incertidumbre regulatoria en España y han anticipado una dura batalla legal.

  • 19,040€
  • 0,21%
  • 9,834€
  • 1,95%

Los analistas de Goldman Sachs califican el hachazo del Ejecutivo como "un movimiento sorprendente" que, según sus estimaciones, implica un recorte del 5% en el beneficio por acción (BPA) de "los operadores tradicionales de 2022 a 2025". Y añaden que "el impacto total" en el BPA para ese periodo será de un "10% de media para Iberdrola y de un 15% para Endesa".

"Estas medidas parecen ir en contra del diseño actual del mercado eléctrico y parecen un paso hacia una nueva regulación parcial de las facturas de energía", añaden desde el banco americano.

Así, las fuertes pérdidas que acumulan las acciones de Iberdrola y Endesa en la semana actual se explican por este fuerte recorte de estimaciones que ha realizado el mercado, y que ha motivado caídas muy destacadas para ambos valores.

Por su parte, el banco francés Société Générale (SocGen) ha comentado que "las nuevas medidas reducirán las ganancias del sector y aumentarán la incertidumbre" para los inversores. Según sus cálculos, tendrán un impacto de unos 1.100 millones de euros en el Ebitda de Endesa y de 950 millones en el Ebitda de Endesa.

Además, SocGen estima que, a largo plazo, las medidas del gobierno podrían representar un límite a las ganancias futuras esperadas más allá del primer trimestre de 2022 para las plantas comerciales hidroeléctricas, nucleares y eólicas / solares.

En este sentido, aunque han incluido precios de energía más bajos a medio plazo, comentan que "el mercado puede temer la extensión de las medidas más allá de marzo de 2022, lo que explicaría la reacción bajista exagerada de las acciones".

Además, los analistas de Barclays inciden en la posible batalla legal que puede emprender el sector contra el Gobierno, y que ya ha sido anticipada en la amenaza del Foro Nuclear de cesar la actividad de las centrales nucleares si el Ejecutivo no da marcha atrás.

"Teniendo en cuenta que la medida no se ha discutido con el sector y está recuperando los precios contratados a futuro por debajo de los precios de mercado de hoy, esperamos acciones legales contra el gobierno en un proceso legal probablemente largo", señalan desde el banco británico.

Estos analistas han recortado un 9% su estimación de beneficios para Endesa en el periodo 2021/2022 "para reflejar la impacto negativo de los mecanismos de recuperación del precio del gas para las actividades de generación hidroeléctrica y nuclear" de la eléctrica controlada por el grupo italiano Enel.

Esto les ha llevado a recortar su valoración hasta 25,50 euros por acción desde los anteriores 26,40 euros, aunque tras la corrección bursátil mantienen su consejo de sobreponderar el valor en cartera.

Según cálculos de Bankinter, el impacto será de 1.221 millones para Iberdrola, 976 millones para Endesa, 188 millones para Naturgy, 144 millones para Acciona y 71 millones para EDP. Estos analistas también comentan que las medidas son "malas noticias para el sector, no solo por el impacto negativo directo sobre el valor de las compañías, sino también porque pone de manifiesto la incertidumbre regulatoria a la que está expuesto el sector".

En conclusión, "a pesar de que el ámbito del real decreto es sólo temporal, supone un cambio regulatorio con efecto negativo en la seguridad jurídica" del sector, lo que ha electrocutado a los inversores extranjeros que habían apostado por Iberdrola y Endesa.

De una manera similar, Renta 4 comenta que "el mayor impacto consideramos que es a nivel reputacional para el país y el sector, ya que no se ha terminado de especificar los detalles de aplicación de esta nueva normativa y todo este proceso genera un elevado grado de incertidumbre de cara a los impactos en las compañías".

Por último, los estrategas de JP Morgan, otra 'mano fuerte' del mercado, comentan que "la principal sorpresa negativa es la magnitud del límite al precio del gas, sustancialmente más alto de lo que nosotros y el mercado esperaba".

Además, consideran que las medidas "significan una fijación indirecta del precio mayorista de la energía para tecnologías específicas", sin que se haya asegurado que el recorte al precio del gas "desaparezca en el segundo trimestre de 2022, lo que agrega aún más incertidumbre a la situación".

Noticias relacionadas

contador