ferrovial cartel buena cuatro de verdad
24,42€
  • -0,40€
  • -1,61%

Ferrovial ha realizado un lavado de cara en su división Agroman, que pasará a denominarse Construcción, para buscar una mayor penetración en los mercados anglosajones. Prescinde así de una marca histórica, que se constituyó en 1927 y que estaba ligada a Ferrovial desde que se la compró a Banesto en 1995. Posteriormente, en 1999, se efectuó la fusión de ambas sociedades.

La intención era cambiar lo menos posible, por eso ha decidido conservar la tipografía y los pantones de la marca, manteniendo los tradicionales colores amarillo y gris que caracterizan a la compañía, según ha explicado la compañía en un comunicado.

El consejero delegado de Ferrovial Construcción, Ignacio Gastón, ha manifestado la dificultad de tomar esta decisión, ya que buena parte de su trayectoria ha estado asociada al nombre Agroman, pero considera que era "el momento más adecuado para actualizar la marca buscando una mejor penetración en los mercados anglosajones, al tiempo que un mayor alineamiento con 'Ferrovial'".

El cambio de nombre afectará a las denominaciones sociales y marcas que tiene en países como Reino Unido, EEUU, Canadá, España, Australia, Colombia y Chile, entre otros. No así a otras sociedades de Ferrovial Construcción como Budimex, en Polonia, y Webber, en EEUU, o algunas otras especializadas en segmentos de la construcción como Cadagua, Ditecpesa, Edytesa, Tecpresa, Ferconsa, PLW y SCC. Todas ellas conservarán sus nombres y logotipos actuales.

HITOS DE AGROMAN

A lo largo de su historia, Agroman ha participado en la construcción de lugares tan emblemáticos como el Hipódromo de Madrid, la Torre de Madrid y el Edificio España. Tras su fusión con Ferrovial en 1999, la nueva sociedad se ha ido consolidando con obras como la T2 de Heathrow, el museo Guggenheim de Bilbao, la T4 de Barajas, las líneas de AVE en España, el Crossrail en Londres, entre otras.

Noticias relacionadas

contador