La cara de la crisis de Turquía: Inditex se beneficiará porque fabrica en el país

La depreciación de la lira- un 47% en el año- hace que la producción sea más barata

Marta Gracia
Bolsamania | 20 ago, 2018 06:00 - Actualizado: 09:09
inditex pablo isla resultados 2017 portada
Pablo Isla, presidente de Inditex, en la presentación de resultados de la compañía textil del ejercicio fiscal de 2017.Inditex

Inditex

27,980

17:38 15/11/19
1,19%
0,33

La lira turca se ha depreciado un 47% en el acumulado del año. Un 30% de caída se ha registrado este mes de agosto. Esto ha hecho que BBVA, cuyos ingresos del país suponen un 15% del total, se haya visto afectada. Sin embargo, esta depreciación puede beneficiar a otra grande del Ibex. Inditex se convierte en la cara de la moneda de la crisis turca, ya que posee fábricas en el país.

La compañía textil suma el 57% de su producción entre Turquía, España, Marruecos y Portugal. De esta manera, Inditex destaca a Turquía como uno de los mercados más importantes dentro de sus modelos de producción. Sin embargo, la empresa presidida por Pablo Isla no desgrana ingresos y beneficios por países, solo por continentes y solo en el caso de España.

Ana Gómez, analista de Renta 4, señala que “lo que vemos en cuanto al tema de Turquía es que, dado que allí tiene centros de producción y tras el reciente deterioro de la lira (-12,5% en su cambio contra el euro en lo que llevamos de agosto, tocando mínimos en -27% el lunes) se traduciría en menores costes de producción y, por derivada, tendría un impacto positivo”.

Asimismo, a la producción que realiza en el país, hay que añadir que Inditex cuenta con 223 tiendas en Turquía, después de haber añadido 35 en el 2017. Estas tiendas, de todas sus marcas salvo Zara Kids y Utüerque, emplean a 5.095 personas.

Debido a esta producción en Turquía, que posteriormente se envía hacia España, el sector textil es el principal producto importado del país mediterráneo. En este caso, la caída de la divisa turca puede tener un efecto positivo frente al de otras compañías como el BBVA. Una pérdida de valor de la lira turca se traduciría en una caída de los costes productivos para la compañía.

A pesar de que es una de las empresas que podrá sacar partido a esta situación económica complicada, Inditex no ha tenido un buen recorrido en bolsa en las últimas sesiones. Desde el pasado 9 de agosto, la compañía textil ha caído un 1,6%. Una caída que se ha registrado por el efecto contagio del Ibex. El selectivo ha registrado una mala semana, en el acumulado cayó un 2%.

Esta caída se podría definir de ligera si se compara con la de BBVA. La entidad presidida por Francisco González acumula una caída del 8,4% desde el pasado 9 de agosto, cuando se agravó la crisis turca. El 14,8% de los ingresos del banco provienen de Turquía y entre sus activos aglutina casi un 50% del banco turco Garanti.

Una operación que, hasta la fecha, le ha reportado minusvalías debido al precio que pagó de 2010 a 2017 por la adquisición de su participación: 7.000 millones de euros. Además, el banco presidido por Francisco González se sitúa en el ojo del BCE -solo su negocio en Turquía- por tener allí cerca del 14% de su negocio crediticio.

Por todo ello, BBVA se ha acercado a la zona de los 5,4 euros, su mínimo anual al cierre. Este nivel es el primer soporte tras la perforación de los 5,80; si lo pierde, puede seguir bajando hasta 4,50 euros. Solo en el mes de agosto, el banco acumula un descenso del 13,4%.

Asimismo, Técnicas Reunidas registra el 5,3% de sus ingresos totales de Turquía, mientras que el 3% de los ingresos de Mapfre vienen del país otomano. La aseguradora depositó en 2014 grandes esperanzas en el país. De hecho, esperaban doblar su cuota de mercado allí del cinco al 10%, sin llegar a lograrlo e incluso apuntarse caídas de rentabilidad en 2017 en Turquía.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión