• El margen de intereses generado entre abril y junio es el más alto de los últimos siete trimestres
  • La tasa de mora del grupo BBVA se sitúa en el 4,8% a cierre de trimestre, frente al 4,9% de diciembre; la cobertura alcanza el 71%
ep francisco gonzalez presidentebbva
Francisco González, presidente de BBVAEUROPA PRESS
4,75€
  • -0,16€
  • -3,22%

Entre enero y junio de 2017, el grupo BBVA generó un resultado atribuido de 2.306 millones de euros, un 25,9% superior al del mismo periodo de 2016 (+30,8% en términos constantes). La entidad atribuye estos resultados a la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos son los principales factores que explican este crecimiento.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, señala que “los resultados del segundo trimestre confirman las buenas tendencias del comienzo de año, tanto en los resultados financieros como en transformación y creación de valor para el accionista”.

El margen de intereses de BBVA alcanzó los 8.803 millones de euros en los primeros seis meses del ejercicio, un 5,2% más (+9,6% sin considerar el impacto de los tipos de cambio. En el segundo trimestre, el banco que preside Francisco González alcanzó un margen de intereses de 4.481 millones de euros, el más alto de los últimos siete trimestres.

Por su parte, los ingresos por comisiones avanzaron un 4,5% (+8% sin tener en cuenta los tipos de cambio, hasta alcanzar los 2.456 millones de euros.

El margen de intereses de BBVA alcanzó los 8.803 millones de euros en los primeros seis meses del ejercicio

El margen bruto semestral alcanzó 12.718 millones de euros, con un crecimiento interanual del 4% (+7,8% a tipos de cambio constante), gracias al crecimiento del el 5,1% (+9,2% sin considerar el impacto de las divisas) de los ingresos recurrentes. En este contexto, entre enero y junio, el margen neto alcanzó los 6.407 millones de euros, con un crecimiento del 8,6% al compararlo con el del primer semestre del año pasado (+13,9% excluyendo el efecto de las divisas).

En términos de solvencia, BBVA generó 20 puntos básicos de capital en el semestre. A cierre de junio, el ratio CET1 fully-loaded alcanzó niveles del 11,10% en línea con el objetivo (11%). Este ratio incorpora el impacto negativo de la compra del 9,95% adicional en Garanti (operación que se cerró en marzo). El ratio de apalancamiento fully-loaded se situó en un 6,8%, el mejor de sus comparables europeos.

En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela creció un 1% en términos constantes (-1,4% incorporando el impacto de las divisas) con respecto a la cifra del pasado mes de diciembre. Los volúmenes de crédito aumentaron en las geografías emergentes y continuó el desapalancamiento en España y Estados Unidos. A 30 de junio, esta línea alcanzó 424.405 millones de euros. Los depósitos de la clientela registraron una ligera disminución en el semestre (-1,7%) hasta situarse en 394.626 millones de euros.

Por otro lado, a cierre de junio, BBVA contaba con 19,9 millones de clientes que se relacionaban con el banco por canales digitales (un 22% más que un año antes). De estos, los clientes que interactúan a través del móvil sumaron 14,5 millones, lo que supone un avance interanual del 42%

Uno de los objetivos del banco es incrementar las ventas digitales en todas las franquicias. Este objetivo se está cumpliendo, ya que se observan crecimientos exponenciales. En el conjunto del grupo, las transacciones realizadas por canales digitales aumentaron significativamente (desde un 16,8% de media en 2016 a un 22,2% entre enero y junio). La tendencia ha sido la misma en todas las geografías. En España, el porcentaje de ventas digitales sobre el total fue un 24,7%, frente al 17,1% de media en 2016. En Turquía, la geografía donde la digitalización tiene un mayor peso, representó un 31,0%, frente al 25,2% en 2016. Hasta junio, en Estados Unidos suponían un 22,2%; en América del Sur, un 22,5%; y en México, un 16,0%.

Noticias relacionadas

contador