• Unicaja aprovechará para reestructurar su red de oficinas
liberbankunicaja
0,82€
  • 0,00€
  • 0,24%

La fusión entre Unicaja y Liberbank conllevará un ajuste de sus equipos que afectará a unos 2.500 empleados para alcanzar las sinergias previstas, según informan fuentes conocedoras de las negociaciones. Esta cifra supone una quinta parte de la plantilla actual conjunta de ambas entidades y se concentraría en servicios centrales, donde existen las mayores duplicidades. Adicionalmente, Unicaja aprovechará la operación para acometer la reestructuración pendiente de su red.

  • 0,29€
  • -0,83%

Tanto Unicaja como Liberbank comunicaron el miércoles al mercado que mantienen conversaciones preliminares para acometer una fusión. Aunque las negociaciones se encuentran en una fase inicial, fuentes conocedoras explican que la integración conllevará una reestructuración de las plantillas de ambas entidades, que afectará a unos 2.500 empleados. Esta reducción es necesaria para alcanzar unas sinergias (ahorros de costes) de entre 150 y 200 millones anuales, que es el objetivo de la operación. Ninguna de las dos quiso hacer comentarios al respecto.

La cifra estimada concede al banco fusionado un margen para el ajuste, dado que en la mayoría de los procesos de reestructuración la negociación con los sindicatos consigue rebajar el número de despidos o, al menos, priorizar la voluntariedad de las salidas. Ha ocurrido así en los últimos procesos de ajuste acometidos por Bankia y Santander.

De acuerdo con las mismas fuentes, la reestructuración afectará principalmente a los servicios centrales y a la red comercial de Unicaja, que no ha acometido una reducción similar a la de la mayoría de sus competidores. En realidad, la fusión no implica apenas solapamiento de las sucursales con las que cuentan ambas entidades: Unicaja está presente en Andalucía y Castilla y León, mientras que Liberbank se concentra en Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Liberbank ha sufrido durante los últimos años varios Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Respecto al último de ellos, la entidad ha zanjado esta semana en el Tribunal Supremo el conflicto que mantenía con los sindicatos por el ERE anunciado en junio de 2017, que implicaba la salida de 525 empleados, según publicó El Economista.

Unicaja, por su parte, cerró el jueves las negociaciones con los sindicatos en relación con un proceso de ajuste anterior, el referente a la integración de Caja España-Duero (Ceiss), que finalmente implica la salida de 760 empleados a través de prejubilaciones y 200 movilidades geográficas, todas voluntarias.

La firma de análisis Kepler considera que no existen duplicidades en las redes de Unicaja y Liberbank, por lo que el ahorro de costes vendría más bien de sus servicios centrales. Además, apunta que Liberbank ya ha recortado sus costes "de forma agresiva".

Por ello, considera en un informe publicado esta semana que los ahorros de costes se quedarían en unos 160 millones de euros. El nuevo banco, que se convertiría en el sexto del país por activos, tendría, según Kepler, unos requerimientos MREL más estrictos que las entidades medianas, así como una necesidad de emisión de Capital Adicional de Nivel 1 (AT1), los conocidos como bonos contingentes convertibles (CoCos), de unos 600 millones de euros, lo que le generaría unos costes adicionales de 50 millones de euros anuales en pago de cupones.

Noticias relacionadas