Unicaja se quedará con el 55% del banco que surja tras la fusión con Liberbank

Manuel Azuaga será el presidente de la nueva entidad y Manuel Menéndez, el consejero delegado

Elena Lozano / Eduardo Segovia
Bolsamania | 14 dic, 2018 06:00 - Actualizado: 09:19
ep sedeunicajamalaga 20181213181402
Sede De Unicaja En MálagaEUROPA PRESS/ARCHIVO

LIBERBANK

0,365

15:35 19/06/19
1,50%
0,01

Unicaja ostentará la participación mayoritaria en el banco resultante de su fusión con Liberbank La posición actual en las negociaciones es que Unicaja ostente el 55% y Liberbank el 45% restante, de acuerdo con fuentes conocedoras de las mismas, si bien el acuerdo no está aún cerrado porque la entidad malagueña pretende obtener hasta el 60%.

Ambas entidades confirmaron al mercado el pasado miércoles que mantienen contactos preliminares para estudiar su fusión, una operación de la que sus consejos de administración están al tanto, como comunicaron a la CNMV. Parece que las negociaciones están avanzando a buen ritmo, pues está casi decidido el reparto del capital de la entidad resultante de la integración de ambas: Unicaja se quedará con el 55% y Liberbank con el 45%.

No obstante, otras fuentes apuntan que Unicaja pretende alcanzar el 60%. Este porcentaje es el que corresponde al peso de los activos de ambos bancos al cierre de septiembre: el andaluz tenía 56.843 millones y el asturiano, 39.131 (esta proporción ha variado hacia 59/41 en los últimos meses). "Si Unicaja quiere que Liberbank le otorgue el control, tendrá que pagar alguna prima, y eso se traduce en un porcentaje superior en la fusión", según una de estas fuentes. Ninguna de las entidades quiso hacer comentarios al respecto.

Actualmente, la mayor parte del accionariado de Liberbank está compuesto por las tres fundaciones bancarias de las antiguas cajas de ahorros (CajAstur, Caja Cantabria y Caja Extremadura), que juntas detentan un 32,47% del capital. Entre sus accionistas significativos también están el fondo Oceanwood y la familia Masaveu.

La Fundación Bancaria Unicaja, por su parte, también sigue siendo el primer accionista de la entidad malagueña con un 49,68% de su capital, en el que también están presentes Fidelity, con un 3,71%, Norges Bank, con un 3,042%, y la gestora de Santander, con otro 3%.

AZUAGA SERÁ EL PRESIDENTE

Las negociaciones entre ambas entidades también han decidido el reparto de los puestos de más importancia (que es lo primero en cualquier fusión). El actual presidente ejecutivo de Unicaja, Manuel Azuaga, ostentará la presidencia en el banco resultante, mientras que el consejero delegado será Manuel Menéndez, por el momento primer ejecutivo de Liberbank, según las citadas fuentes.

Azuaga es el primer ejecutivo de Unicaja desde 2016, cuando Braulio Medel renunció al cargo para quedarse como presidente de la Fundación Bancaria Unicaja. Menéndez, por su parte, fue presidente de CajAstur y, más tarde, de Liberbank, aunque en 2014 pasó a ser consejero delegado para cumplir la Ley de Cajas, cargo que ocupa en la actualidad.

UN BANCO CON SEDE EN MADRID

La entidad resultante de la unión de Unicaja y Liberbank tendrá su sede operativa en Madrid, de acuerdo con las mismas fuentes, de forma que los servicios centrales de la primera deberán desplazarse desde Málaga. Se sumará así a bancos como Santander, BBVA, Bankia o Bankinter, que tienen su sede operativa en la capital madrileña, mientras que CaixaBank, Sabadell, Abanca, Ibercaja y Kutxabank continúan operando desde sus regiones de origen u otras fuera de la Comunidad de Madrid.

En la capital está situada también la sede social de Liberbank, concretamente en el Camino de Fuente la Mora. El complejo cuenta con dos edificios que ocupan una superficie total de unos 13.000 metros cuadrados. Además, la entidad cuenta con un pequeño edificio situado en la Carrera de San Jerónimo, justo enfrente del Congreso de los Diputados.

No obstante, no está claro que los servicios centrales del nuevo banco se vayan a instalar directamente en el complejo de Fuente la Mora, pues la entidad asturiana habría puesto ya en marcha la venta de esta sede con el objetivo de quedarse después como inquilina a través de la firma Arcano, según publicó Expansión.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión