ep ruedaprensala portavozgobierno isabel celaa trasconsejomi

El Gobierno en funciones prevé que la investidura de Pedro Sánchez tenga lugar a finales de junio o a principios de julio. Así lo ha confirmado la ministra portavoz, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha tenido lugar este viernes.

A preguntas de la prensa, la ministra en funciones ha detallado que tras las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo comenzarán las conversaciones a fin de organizar la investidura. "Realizar las consultas al Jefe de Estado, organizar los grupos parlamentarios, las mesas... todo ello lleva bastante tiempo y estamos a mediados de mayo".

Celaá ha asegurado que el Ejecutivo calcula que la investidura "pueda ser el mes de julio" ya que "todas esas tareas que hay que hacer para poner la legislatura en marcha requieren tiempo". También ha tenido unas palabras de reconocimiento para Unidas Podemos, a quienes ha calificado como socios para acuerdos "preferentes".

"Sigue vigente la vocación del presidente del Gobierno en funciones de gobernar en solitario. Consideramos que tenemos un programa lo suficientemente potente para poder llevar a cabo una futura singladura en solitario con acuerdos con las distintas fuerzas políticas, y con acuerdos también muy preferentes con Unidas Podemos". Celaá ha reconocido que tanto Sánchez como el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, están de acuerdo "en ponerse de acuerdo".

CELAÁ, A LOS INDEPENDENTISTAS CATALANES

La ministra portavoz en funciones ha empleado un tono muy duro para valorar lo que ha ocurrido en el Parlament catalán, después de que los grupos de JxCat y ERC vetaran la posibilidad de que el líder del PSC, Miquel Iceta, pudiera ser nombrado senador.

"Se ha negado el derecho a la participación de una fuerza política, lo que no ha ocurrido en cuarenta años. No solamente se ha perjudicado lo que llamamos usos y costumbres o cortesía parlamentaria, sino el derecho a la participación política", ha lamentado. "El Parlament solo puede certificar la elección, pero es el grupo parlamentario quien decide qué persona quiere que le represente en el Senado".

Preguntada por si el futuro ejecutivo mantendrá líneas de diálogo abiertas con los grupos independentistas, la propia Celaá ha reconocido que "todo está por transitar". Igualmente, ha insistido en que lo ocurrido esta semana "es una muestra más de sinrazón política". "Una muestra de hasta dónde se puede llegar porque prevalezca un estado de ánimo que en definitiva lo que hace es estorbar el clima de convivencia y legalidad en Cataluña".

"Los independentistas son los responsables de la ruptura de las reglas del juego y confiamos en que el Tribunal Constitucional se pronuncie pronto". Celaá también ha tenido palabras para PP y Ciudadanos: "Solo los Comunes votaron a favor. En tanto, el PSC se quedó solo. Ni un solo voto de los partidos que se definen como constitucionalistas".

La ministra ha confirmado el nombramiento de Meritxell Batet y de Manuel Cruz como presidentes del Congreso y del Senado, y en caso de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el veto a Miquel Iceta, eso "no cambiará nada". "El asunto está cerrado".

En cualquier caso, Celaá también ha confirmado que el despacho de asuntos propios del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, cartera de Batet, será asumida provisionalmente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

MONTERO PIDE "CORDURA" PARA UNA "INVESTIDURA RÁPIDA"

También tras el fin del Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha pedido a los parlamentarios "cordura" y "sentido común" para facilitar, precisamente, una "investidura rápida". Lo ha hecho justamente en el Congreso de los Diputados, a donde ha acudido durante la mañana de este viernes para recoger sus credenciales de diputada.

Sobre los parlamentarios, Montero ha recordado que "han sido elegidos por las cualidades y la aportación individual que puedan plantear para el buen funcionamiento de la democracia y de las Cámaras". Para ella, no hay "duda del compromiso" del Gobierno de "intentar que la cohesión territorial sea una de las señas de identidad que en el futuro marque el rumbo del país".

"Se trata de hacer gobernable las instituciones, que nos ocupemos de los temas cotidianos de los ciudadanos", ha señalado, pidiendo a los grupos que cuando llegue la hora de la votación de investidura, decidan su voto pensando en el futuro de España y los retos que el país tiene en el horizonte.

Noticias relacionadas