Tuit Traders | Cortar pérdidas y dejar correr beneficios

@DavidGalanBolsa
Bolsamania | 01 nov, 2018 06:00
tuit traders
Tuit TradersAlberto Sánchez

Una de las formas para ganar dinero es evitar los grandes errores. Es decir, en vez de buscar lo que hay que hacer para ganar, se le puede dar la vuelta, usando la vía negativa, de la que tanto habla Nassim Taleb o también Charlie Munger y Buffett, y evitar simplemente los grandes errores. Evitar las grandes catástrofes es clave. Evitar comprar valores débiles y bajistas, que normalmente lo son con motivo y llevan a la ruina. Suelen ser empresas con graves problemas financieros, en muchos casos excesiva deuda. Y jamás, bajo ningún concepto, promediar a la baja en este tipo de estrategias bursátiles.

Muchas empresas han quebrado y desaparecido en las últimas décadas. No todo revierte a la media. Es muy llamativa la paciencia estoica que demuestran casi todos los inversores aguantando posiciones con enormes pérdidas y la brutal impaciencia que se demuestra por parte de los inversores perdedores con las posiciones ganadoras.

En mi opinión este es uno de los grandes errores de los inversores, ser impaciente con las buenas estrategias y paciente con las malas. Como decía el legendario Peter Lynch: la gente vende rápido acciones en las que gana y mantiene en las que pierde, es como tener un jardín y cortar las rosas y regar los hierbajos.

Una de las obsesiones del legendario trader Jesse Livermore y que fue aprendiendo durante su carrera era la importancia de cortar rápido las pérdidas cuando la estrategia no evolucionaba bien y dejar correr los beneficios. Promediaba solo al alza en las que iba ganando dinero.

¿Qué es lo que lleva a que la mayoría de inversores pierda dinero? En mi opinión probablemente se debe principalmente a este factor. Cortar ganancias y dejar correr pérdidas. Este comportamiento se debe a nuestro cerebro y al componente emocional y a la falta de método o disciplina con el método.

Cuando ganamos un poco de dinero nuestro ego está pidiendo recompensa inmediata que se une al miedo atroz de que la ganancia se pueda convertir en pérdida; y es que hay estudios e investigaciones que indican que la pérdida de capital es 2,3 veces más intensa que la alegría que experimentamos por la misma ganancia. Esto explica también la razón por la que cuesta tanto aceptar una pérdida, junto a la esperanza, que es lo último que se pierde.

Necesitamos, por lo tanto, un método que filtre las malas operaciones. Esto lo logramos situando un stop de pérdida al inicio de la estrategia y, reitero, al inicio de la estrategia, ya que una vez dentro del mercado, nuestras emociones intentarán tomar el control y siempre es mucho más fácil planificar y ejecutarlo ex-ante que a posteriori. Al situar el stop no tendrás nunca valores débiles en la cartera, pues los habrás vendido antes.

Esto, en términos sistemático o estadístico, significa tener un sistema que tenga un buen profit factor. Un profit factor claramente por encima de 1. Este ratio se calcula dividiendo la suma de beneficios de las operaciones ganadoras entre la suma de las pérdidas de las operaciones perdedoras.

Nuestros aliados para lograr un buen profit factor serán poner un stop que limite las pérdidas de las operaciones y dejar correr las ganancias y no vender mientras el activo esté en tendencia y no dé señal de venta.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión