mark-zuckerberg-fundador-facebook
Mark Zuclerberg. Reuters
250,20$
  • 0,36$
  • 0,14%

Facebook está contra las cuerdas. O eso piensan algunos. La red social está siendo objeto de un boicot orquestado por más de 200 empresas que se anuncian actualmente en la red social. Coca-Cola, Microsoft, Starbucks, Target, Unilever, Verizon... todas se han rebelado contra Mark Zuckerberg. Y esta es la razón por la que el consejero delegado del coloso tecnológico sigue pudiendo conciliar el sueño por las noches.

Facebook puede perder más de 500 millones de euros en el tercer trimestre del año si el boicot sigue adelante. El agujero no es solo visible en sus cuentas: la red social ha perdido 55.000 millones de capitalización bursátil desde que empezó todo. Lo mismo que la fortuna de Amancio Ortega, para que se hagan una idea.

Aún falta mucho por concretar. Unilever encendió la mecha el pasado viernes exigiendo a Facebook y Twitter posicionarse en contra del discurso del odio y el racismo, temas que han vuelto a la actualidad tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía en EEUU.

De no hacerlo, amenaza a ambas redes sociales con retirar su publicidad. Al órdago de Unilever le acompañó el de otras grandes marcas como Starbucks, Coca-Cola y Honda. Lo que no han detallado es si el boicot será solo en EEUU o a escala mundial. O si dejarán también de anunciarse a través de Audience Network, un sistema que utiliza Facebook para 'colocar' anuncios en apps de terceros.

"YA VOLVERÁN..."

Hay vida más allá de los anunciantes. Como bien apunta la CNN, los 100 grandes anunciantes de Facebook representan apenas un 6% de los ingresos totales de la red social. El resto de su negocio descansa sobre las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que no pueden permitirse el lujo de prescindir de sus anuncios en la plataforma, especialmente en plena recuperación de la crisis del coronavirus.

Facebook presume actualmente de contar con más de ocho millones de anunciantes. Los expertos estiman por tanto que la retirada (parcial o total) de varias decenas pueden hacer más daño a nivel de prestigio de marca que económico.

Larry Chiagouris, profesor de marketing en la Universidad de Pace, asegura que Facebook seguirá siendo una plataforma atractiva para anunciarse y no se prevé que su audiencia decaiga. El boicot "puede afectar levemente a sus ingresos, pero volverán a la normalidad", afirma. "Para bien o para mal, la gente sigue amando a Facebook", apostilla.

Ali Mogharabi, analista de renta variable para Morningstar, también espera que el impacto del boicot sobre las cuentas de la popular red social sea mínimo: "Proyectamos que la mayoría de anunciantes vuelvan a Facebook considerando sus 2.600 millones de usuarios".

Noticias relacionadas

contador