ep billete de 2 dolares
Billete de 2 dólaresMERCADO FINANCIERO - Archivo

Las recientes declaraciones del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, quien ha afirmado que la noción de inflación "transitoria" debería retirarse, darán un empujón adicional al dólar hacia finales de año. Y la mayoría de analistas señalan que el rally que ha impulsado al 'billete verde' durante el mes de noviembre no se ha agotado, pese a las incertidumbres de que la variante Ómicron frene la senda de normalización de la política monetaria de los bancos centrales.

  • 1,1347$
  • 0,30%

La mayoría de expertos se curan en salud y llaman a vigilar las noticias sobre la mutación del Covid-19, pero el discurso de Powell frente al Senado de EEUU del martes deja lugar a pocas dudas. "Refleja ciertamente una mayor preocupación por los riesgos de inflación en el futuro y apunta a una reducción más rápida del QE (expansión cuantitativa) que indica una mayor fortaleza del dólar estadounidense hacia finales de año", señala Derek Halpenny, de MUFG.

La probabilidad de que se acelere el ritmo de reducción de estímulos la Reserva Federal (Fed), así como de que se adelante el inicio de la normalización de los tipos de interés se mantiene elevado, según Julius Baer. No obstante, dada la incertidumbre sobre la nueva tensión del Covid-19, los inversores siguen sin estar dispuestos a "volver completamente al nivel de expectativas de subida de tipos anterior a Ómicron", puntualiza Halpenny, lo que se refleja en la acción del precio del euro/dólar, que trata de estabilizarse entre 1,13 y 1,14 dólares, lejos de sus recientes mínimos anuales del 24 de noviembre, por debajo de 1,12 dólares. Pero la volatilidad no escasea en el cruce euro/dólar, que realiza visitas a los 1,1250 dólares.

Por su parte, el Banco Central Europeo mantiene su postura política de relajación. En consecuencia, "los diferenciales de los tipos de interés han mejorado a favor de EEUU en las últimas semanas, proporcionando un mayor apoyo al dólar", incide Julius Baer.

Los analistas de la entidad suiza aluden también al deterioro relativo del valor razonable del euro/dólar, que ha continuado, ya que los datos recientes "muestran una mejora constante de la relación de intercambio de EEUU con respecto a la eurozona". Aunque los precios de la energía pueden haber tocado techo (e incluso haber bajado tras el shock de Omicron), "el efecto de la subida de los precios de la energía puede tardar más en ser digerido por la economía, y los cuellos de botella de la oferta (otro factor que contribuye a la subida de los precios) probablemente tardarán más en resolverse", comentan

En tercer lugar, "los nuevos brotes de la pandemia del virus Covid-19 pueden reducir el apetito por el riesgo", enumeran los expertos del banco de gestión patrimonial. En esos periodos, el dólar suele beneficiarse como moneda refugio. Ómicron muestra que, si una nueva variante conduce a un endurecimiento significativo de las medidas de contención, "los riesgos de la pandemia se inclinarían claramente hacia una mayor fortaleza del dólar".

Por lo tanto, prevén desde Julius Baer una mayor fortaleza del dólar a corto plazo y revisan su previsión del euro/dólar a 3 meses hasta 1,10 dólares. A más largo plazo, el retroceso de los precios de la energía "debería impulsar de nuevo el valor razonable del euro, mientras que el desplazamiento de la ventaja del crecimiento en detrimento de los EEUU debería ganar importancia, ya que el viento en contra del dólar y el aumento de los tipos de interés en los EEUU están descontados", agregan. Por lo tanto, mantienen el euro/dólar en 1,16 dólares como previsión a 12 meses.

Noticias relacionadas

contador