libra portada caidas
1,1949$
  • -0,0015$
  • -0,13%

Volatilidad extrema de la libra tras sufrir una auténtica carnicería durante la madrugada, cuando un frenesí vendedor que trae ecos del flash crash de 2016 ha arrasado a la moneda británica durante unos 20 minutos y ha hundido la divisa un 5%. El cable (libra/dólar) ha alcanzado un mínimo histórico de 1,0327 dólares un 2,5% por debajo del cierre de la sesión anterior, cuando ya perdió más de un 3,5%. Horas después, ha recortado el declive hasta 1,0931 dólares, máximos de la sesión, y ha acabado cerrando en 1,0685 dólares, con una pérdida del 1,5%.

Frente al euro, la moneda también ha caído más de un 3% y ha tocado nuevos mínimos desde marzo de 2020, casi en 0,93 libras. Sin embargo, ha logrado recomponerse por debajo de 0,90 libras por dólar en precios de cierre, con una subida del 0,6%. La magnitud y la velocidad de la depreciación han suscitado especulaciones de una intervención del Banco de Inglaterra (BoE) para frenar la sangría. Sin embargo, la entidad dirigida por Andrew Bailey ha emitido un comunicado señalando que el Comité de Política Monetaria (MPC, por sus siglas en inglés) del banco central haría una "evaluación completa" en su próxima reunión programada en noviembre, "y actuaría en consecuencia".

"El MPC no dudará en cambiar las tasas de interés tanto como sea necesario para que la inflación regrese al objetivo del 2% de manera sostenible en el mediano plazo, en línea con sus competencias", ha indicado.

El BoE también ha señalado que está monitoreando los desarrollos del mercado financiero "muy de cerca". "El Banco está monitoreando muy de cerca los desarrollos en los mercados financieros a la luz de la importante revaloración de los activos financieros", ha dicho el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey.

El Tesoro británico, por su parte, ha emitido otro comunicado en el que ha afirmado que el ministro de Economía expondrá su Plan Fiscal de Mitad de Mandato el próximo 23 de noviembre. "El plan expondrá con mayor detalle las reglas fiscales del Gobierno, entre las que se incluye el asegurar que se mantenga la rebaja de la deuda, en proporción al PIB, a medio plazo".

La abrupta reacción en la moneda se produjo después de que el canciller de la Hacienda Kwasi Kwarteng se comprometiera a seguir recortando impuestos, incluso cuando los mercados emitieron un veredicto condenatorio sobre las políticas fiscales anunciadas el viernes, que instigó las ventas en la divisa, cuando ya se hallaba en mínimos desde 1985 contra el billete verde. "La libra esterlina parece una moneda de un mercado emergente, sobre todo si se observa el precio de la libra esterlina hace unos meses y se compara con la situación actual", comenta Naeem Aslam, analista de Avatrade.

"El canciller sorprendió al ofrecer más recortes de impuestos de lo esperado, una visión muy inflexible sobre las futuras políticas fiscales, así como pocas garantías sobre cómo se equilibrarán finalmente las cuentas. Esperamos que el Banco de Inglaterra suba 75 puntos básicos en su reunión de noviembre para mitigar los riesgos de inflación a medio plazo", comentan los analistas de Barclays.

"Aunque el coste del paquete energético (8% del PIB) y la mayor parte de los recortes fiscales (1,5% del PIB) eran ampliamente esperados, el canciller, sin embargo, duplicó los recortes fiscales adicionales (0,5% del PIB), lo que, en ausencia de medidas de compensación de ingresos/gastos, ha suscitado preocupaciones sobre la estrategia fiscal y la combinación de políticas del Reino Unido", agregan. "Si la caída continúa y se extiende a otros mercados, existe el riesgo de que la administración de la primera ministra Liz Truss, que lleva unos días en el cargo, se vea abocada a una crisis que podría obligar a una rápida respuesta política", comentan desde 'Bloomberg'.

Desde Barclays creen que "cabe esperar que el Gobierno aclare su compromiso de equilibrar las cuentas anunciando recortes del gasto y resultados de la reforma antes del presupuesto de noviembre". "Esto debería ayudar a desviar las preocupaciones inmediatas relacionadas con los grandes recortes fiscales sin financiación. Además, esperamos que el Gobierno lance una campaña de ahorro energético en el transcurso de octubre", señalan.

Noticias relacionadas

contador