ep handout - 18 september 2019 us washington usfederal reserve fomc chairman jerome powell speaks
Jerome Powell, presidente de la Fed-/Federal Reserve /dpa
11.769,840
  • -264,440
  • -2,20%

Wall Street ha cerrado en negativo, sobre todo el sector tecnológico (Dow Jones: -0,02%; S&P 500: -0,54%; Nasdaq: -1,4%) después de una apertura alcista, en otra jornada marcada por la volatilidad y los movimientos violentos de los índices. Este miércoles, el mercado americano se giró con fuerza a la baja tras las declaraciones más agresivas de lo esperado del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, durante la rueda de prensa para explicar la política monetaria del banco central, cuya principal prioridad ahora es luchar contra la inflación, una vez alcanzado su objetivo de recuperar el mercado laboral.

El Nasdaq llegó a subir más del 3% tras confirmar la Fed en su comunicado que subirá "pronto" los tipos de interés, una vez finalice su programa de compra de activos a principios de marzo. Y este jueves ha sucedido algo similar con el índice tecnológico, condicionado también por la fuerte corrección de Tesla (-11%) tras presentar sus resultados y advertir sobre retrasos productos por los problemas de suministro.

El mercado descontó al 100% una primera subida del precio del dinero en la reunión del 16 de marzo y los analistas ya descuentan también que, al menos, habrá hasta cuatro subidas de tipos a lo largo de 2022, una por trimestre.

Sin embargo, esto no asustó a los inversores. En cambio, las palabras de Powell sí lo hicieron. El banquero central fue muy agresivo al comentar que "hay mucho espacio para subir tipos sin afectar al mercado laboral" y que en todas las reuniones que celebrará la Fed este año se pueden producir novedades sobre los tipos.

LA VALORACIÓN DE LOS EXPERTOS

"Esto significa que la Fed podría anunciar subidas en cada reunión, lo que fue una sorpresa para el mercado. De hecho, no negó formalmente la posibilidad de una subida de 50 puntos básicos en marzo", ha destacado François Rimeu, estratega senior de La Française AM.

Además, aunque no precisó cuándo comenzará el organismo a reducir su balance, sí indicó que el proceso será "más rápido" que en anteriores ocasiones y que la reducción será "mayor", porque las condiciones financieras son muy diferentes.

"El tono agresivo del presidente Powell reflejó los riesgos al alza para la inflación y que la economía se encuentra en una situación muy diferente a la de los ciclos de ajuste anteriores: la inflación está muy por encima del objetivo del 2%, la tasa de desempleo está por debajo de la tasa neutral a largo plazo y la tasa real y el PIB está creciendo muy por encima de su tasa potencial", ha argumentado Kathy Bostjancic, economista jefe de Oxford Economics para EEUU.

Esta firma espera que la Fed comience a reducir su balance "en julio" a un ritmo de 90.000 millones de dólares, lo que resultará en un recorte de unos 400.000 millones en el segundo semestre y hasta 1 billón de dólares en 2023. Esto, según su valoración, equivale a dos subidas de tipos adicionales de 25 puntos básicos.

"La senda para las subidas de tipos dependerá de manera crítica del ritmo futuro de la inflación y su intersección con el crecimiento de los salarios. Pronosticamos que la tasa anual de inflación se desacelerará notablemente en el segundo semestre de 2022 y que se enfriará el ritmo de los aumentos salariales", ha señalado esta experta.

"Como tal, la Fed probablemente diseñe un aumento moderado en las tasas de 25 puntos básicos por trimestre. El riesgo es un ritmo más rápido de endurecimiento de la Fed dada la rigidez de la inflación. El tono agresivo del presidente Powell reflejó los riesgos al alza para la inflación y que la economía se encuentra en una situación muy diferente a la de los ciclos de ajuste anteriores: la inflación está muy por encima del objetivo del 2%, la tasa de desempleo está por debajo de la tasa neutral a largo plazo y la tasa real y el PIB está creciendo muy por encima de su tasa potencial", ha argumentado Bostjancic.

"Sin embargo", ha concluido, "otra consideración clave para la Fed será el grado de endurecimiento que se desarrolle en las condiciones financieras generales, ya que esto afecta directamente el flujo de crédito en toda la economía. Si bien la Fed desea condiciones financieras más estrictas, el endurecimiento debe ser ordenado, de lo contrario podría anticiparse al propio endurecimiento de la Fed".

EL PIB SUPERA PREVISIONES

En la escena económica, la primera estimación del Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU ha mostrado un crecimiento del 6,9% en el cuarto trimestre, bastante por encima de las previsiones, que esperaban un avance del 5,5%, y del dato anterior, que se situó en el 2,3%, según datos de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio americano.

TENSIÓN GEOPOLÍTICA

A nivel internacional, los inversores no han perdido de vista la tensión geopolítica sobre Ucrania. EEUU respondió anoche a Rusia que defenderá la soberanía del país y su capacidad para elegir alianzas, incluida una posible entrada en la OTAN. Moscú señaló que analizará la respuesta y que actuará según sus intereses. El Kremlin ha declarado que hay "pocos motivos para el optimismo" tras el rechazo por parte de EEUU de sus condiciones, pero ha dejado "la puerta abierta" a una mayor diplomacia mientras Occidente busca rebajar la tensión por una posible invasión de Ucrania.

Por su parte, Francia y Alemania siguen buscando una solución diplomática a toda coste que evite un conflicto militar. Bajo el formato del 'Cuarteto de Normandía', todas las partes volverán a reunirse en Berlín dentro de dos semanas.

ANÁLISIS TÉCNICO Y OTROS MERCADOS

Por análisis técnico, "hemos de estar preparados para unas jornadas de máxima volatilidad. Podemos ver fuertes subidas y caídas dentro del mismo día sin que nada cambie. Lo importante es que Wall Street no pierda los mínimos del lunes", ha señalado José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'.

Esa jornada, el S&P 500 dibujó "un prometedor 'martillo' desde zona de soporte", pero "la condición que le hemos de exigir a este 'martillo' es que bajo ningún concepto se pueden perder (y menos en precios de cierre) los mínimos de la sesión. En la medida en que aguanten es cuestión de tiempo que el rebote se termine produciendo y lance los precios a cotas claramente superiores", ha añadido este experto.

El petróleo West Texas cae un 0,4%, hasta 87,01 dólares. Por su parte, el barril de Brent se deprecia un 0,2% y roza los 90 dólares, máximos desde 2014. Además, el euro cede un 0,9% y se cambia a 1,1143 dólares, mientras la onza de oro cae un 1,9%, hasta 1.794 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años se relaja hasta el 1,808%; y el bitcoin cae un 2,1%, hasta 35.600 dólares.

Noticias relacionadas

contador