federal reserve dl bonds us usa dollar fx
Sede de la Reserva FederalFederal Reserve (US government work)
33.717,090
  • -
  • -

Wall Street se ha desplomado en la sesión del jueves (Dow Jones: -2,41%; S&P 500: -3,24%; Nasdaq: -4,08%) y tras las subidas del miércoles. El temor de los inversores a que la Reserva Federal (Fed) provoque una recesión es el principal factor para explicar la elevada volatilidad que impera en el mercado. Los índices neoyorquinos se desploman hasta nuevos mínimos anuales.

El Dow Jones ha cotizado por debajo de los 30.000 puntos por primera vez desde el 4 de enero de 2021, y ha marcado su nivel más bajo en más de un año.

El S&P 500 y el Nasdaq han entrado en territorio de mercado bajista, y ha experimentado unas caídas del 23% y el 34% desde sus máximos históricos de enero y noviembre, respectivamente.

Las fuertes ganancias de ayer fueron simplemente un pequeño rally de alivio para unos índices muy castigados y sobrevendidos; y el S&P 500 ni siquiera pudo recuperar el soporte perdido de los 3.800 puntos, por lo que es probable un nuevo tramo bajista hasta los 3.500 enteros, que se corresponde con un ajuste del 50% de fibonacci de toda la subida desde los mínimos de la pandemia hasta los máximos históricos de principios de año.

LA FED NO TIENE ALTERNATIVA

Tras la mayor subida de tipos desde 1994, la Fed mostró su determinación para bajar la inflación hasta su objetivo del 2%. "No cantaremos victoria hasta que lo consigamos. Llevará tiempo y no será fácil, pero no queremos provocar una recesión", señaló Jerome Powell, presidente del organismo, en rueda de prensa.

Pero Christian Scherrmann, economista jefe en EEUU de la gestora DWS, comenta que "la Fed está decidida a recuperar su credibilidad en materia de inflación y a mantener las expectativas inflacionistas bien ancladas con una política monetaria mucho más estricta para volver a adelantarse a la curva".

Este también es un gran problema para el mercado, porque el error de Powell al calificar la inflación como "transitoria" durante muchos meses ha supuesto un golpe a la credibilidad del organismo monetario. Bien es verdad que la guerra de Ucrania ha sido un factor que no figuraba en sus previsiones, pero en cualquier caso la Fed afronta una crisis de credibilidad.

"Con el IPC en un vergonzoso 8,6% y en peligro de subir aún más, la Fed probablemente siente que no tiene otra alternativa. Su reputación se ha visto empañada. Por lo tanto, ahora tampoco tiene otra alternativa que seguir con su orientación agresiva (hawkish), incluso si el resultado final es una recesión. Las posibilidades de que se produzca siguen en aumento", argumenta Scherrmann. Un razonamiento que comparten la mayoría de analistas.

DEBILIDAD EN EL NASDAQ

"El Nasdaq ofrece un aspecto técnico muy pero que muy malo. Al último pull back no le ha llegado ni para recuperar el nivel de los 13.000 puntos. Además, se ha dejado una isla bajista y una ventana bajista, dos figuras técnicas terribles que nos muestran el pánico del mercado. La pérdida de los mínimos anuales ha sido otra gota en su camino a la perdición", explica César Nuez, analista de Bolsamanía.

"A corto plazo podríamos ver un rebote, por supuesto. Eso si, en la magnitud del mismo veremos la fortaleza para las próximas semanas. Si no consigue anular el hueco bajista del 10 de este mes de junio que presenta en los 12.269 puntos sería una señal para preocuparnos. Para ver una señal de fortaleza deberíamos esperar a la superación de los 13.000 puntos", añade este experto.

ECONOMÍA Y OTROS MERCADOS

En la agenda económica, este jueves se han publicado los datos de las peticiones semanales por desempleo que, a pesar de haber descendido hasta las 229.000 (desde las 232.000 registradas en la semana anterior), se han situado por debajo de las previsiones del consenso, que anticipaba 215.000, según el Departamento de Trabajo estadounidense.

Por otro lado, este jueves también se ha publicado el Índice Manufacturero de la Fed de Philadelphia, un indicador sobre la tendencia del sector manufacturero y que se usa como pronóstico del índice ISM. Este índice ha descendido hasta situarse en el -3,3, desde el 2,6 anterior, y muy por debajo de las previsiones del consenso, que anticipaban un 5,5.

El indicador se sitúa en territorio negativo por primera vez desde mayo de 2020, cuando Estados Unidos se encontraba en la primera ola del coronavirus.

En otros mercados, el barril de petróleo West Texas ha subido un 1,7% ($117,17) y el Brent ha avanzado un 0,75% ($119,40), mientras el euro se ha apreciado un 1,08% ($1,0556). Además, la onza de oro ha avanzado un 1,92% ($1.854); y el bitcoin ha cedido un 3,7% y ha extendido su gran corrección ($20.969).

Noticias relacionadas

contador