ep a woman looks at the digital market boards at the australian stock exchange asx in sydney friday
AAPIMAGE / DPA - Archivo
26.085,80
  • 10,50
  • 0,04%

Wall Street ha cerrado en positivo (Dow Jones: -0,07%; S&P 500: +0,48%; Nasdaq: +1,29%) tras las medidas anunciadas por Donald Trump contra China por su ley de seguridad sobre Hong Kong. El presidente ha dicho que Washington ya no considera a la ex colonia británica un territorio económico especial, pero al mismo tiempo no ha puesto en duda el acuerdo comercial firmado con el gigante asiático a finales del pasado año. Y esto último ha gustado a los inversores. El S&P 500 ha cerrado en 3.044 puntos tras subir un 4,5% en mayo y cotiza a un 10% de su máximo histórico de febrero. Y el Nasdaq acaricia ya su récord de 9.838 puntos.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado represalias contra China por la nueva ley de seguridad ciudadana aprobada para Hong Kong, y que en la práctica recorta las libertades en la antigua colonia británica, considerado hasta ahora un territorio con un régimen especial. "China ha violado sus promesas sobre Hong Kong y ha mentido al mundo sobre el coronavirus", ha dicho el dirigente.

Trump ha utilizado un tono muy duro contra Pekín y ha reiterado sus acusaciones de que el Gobierno chino "ha robado" a EEUU durante muchos años.

Por ello, ha anunciado que aumentará la regulación a las empresas chinas que cotizan en la bolsa americana y que a partir de ahora Hong Kong no será considerado un territorio especial. Por ello, ha eliminado todos los acuerdos comerciales especiales con el territorio.

También ha suspendido definitivamente la aportación estadounidense a la Organización Mundial de la Salud y ha dicho que "China debe contar la verdad al mundo".

A nivel interno, los disturbios en Minneapolis por la muerte de un hombre negro detenido por la policía ha provocado una oleada de protestas por todo el país mientras continúa el brote de coronavirus. Este asunto ha provocado un nuevo choque entre Twitter y Trump, porque la red social ha lanzado un aviso sobre uno de sus tuits por ensalzar la violencia.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 4%, hasta 35,30 dólares, y cierra mayo con una ganancia del 90%, la mayor de su historia. Además, la onza de oro sube un 1,2%, hasta 1.750 dólares, mientras el euro se aprecia un 0,14% y se cambia a 1,1091 dólares.

La divisa europea mantiene su fortaleza tras anunciar la Comisión Europea un Fondo de Rescate de 750.000 millones de euros. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años cae hasta el 0,67%.

A nivel estratégico, el 'fear of missing out' (FOMO) es una patología psicológica descrita como "una aprensión generalizada de que otros podrían estar teniendo experiencias gratificantes de las cuales uno está ausente". Y, ahora mismo, hay muchos inversores que no están nada contentos con perderse la "experiencia gratificante" que están viviendo los que entraron con el batacazo de marzo y acumulan revalorizaciones del 30% de media.

Por eso optan por comprar acciones abrazando la idea de que el rebote continuará, de que las buenas noticias proliferarán y, con esa forma de actuar, están a su vez retroalimentando el rebote. Sin embargo, correr detrás del mercado lleva a tomar decisiones precipitadas cuyas consecuencias podrían no ser buenas. El riesgo está en que, en lugar de buenas noticias, empiecen a despuntar las malas, en que las bolsas se tomen el descanso que merecen y todos los que están entrando ahora acaben pillados.

Noticias relacionadas

contador