ep fachada de la bolsa de nueva york en wall street
Fachada de la Bolsa de Nueva York en Wall Street.EUROPA PRESS - Archivo
34.200,67
  • -
  • -

Los índices estadounidenses se han venido arriba este viernes (Dow Jones: +1,86%; S&P: +1,95%; Nasdaq: +1,55%) gracias al buen dato de empleo y pese a las caídas abultadas que se vieron ayer al otro lado del Atlántico por la decepción que supuso la comparecencia de Jerome Powell. En la semana, el Dow Jones ha subido un 1,83%, el S&P 500 un 0,8% y el Nasdaq se ha dejado un 2,06%.

El presidente de la Reserva Federal (Fed) habló de la inflación y del aumento del rendimiento de los bonos, pero no dio ninguna indicación sobre cómo el banco central piensa frenarlo. Algunos inversores esperaban que señalara su disposición a ajustar el programa de compra de activos.

La reapertura económica podría "crear cierta presión al alza sobre los precios", dijo Powell en un seminario web organizado por 'The Wall Street Journal'. Incluso si la economía ve "aumentos transitorios de la inflación... espero que seamos pacientes", añadió.

Las palabras de Powell contribuyeron a impulsar aún más el rendimiento de los bonos, penalizando a su vez a los índices. La rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años volvió a superar el 1,5% tras sus comentarios. El tipo de referencia se había estabilizado a principios de semana tras subir hasta el 1,6% la semana pasada en medio de unas mayores expectativas de inflación.

"Los inversores de renta variable están lidiando con dos cosas con las que no han tenido que lidiar en los últimos 10 años", apunta Tom Lee, cofundador y jefe de investigación de Fundstrat. "La primera es el repunte de la inflación y su impacto en los índices. La segunda, un mercado de bonos que está poniendo a prueba a la Fed, lo que en cierto modo asusta a la gente".

Todas las miradas estarán puestas hoy en el informe de empleo de febrero, que se publicará a las 14:30 horas. Los economistas esperan que se añadan 210.000 nóminas no agrícolas en febrero frente a las 49.000 de enero.

Los inversores estarán igualmente muy pendientes de los valores tecnológicos, a los que tampoco beneficia el aumento de las rentabilidades de los bonos y que no paran de caer desde máximos. El Nasdaq Composite se dejó un 2,1% este jueves, lo que eleva las pérdidas semanales al 3,6%. El índice de referencia de alta tecnología también ha pasado a estar negativo en el año.

"Los tipos se dispararon una vez más, lo que abrió la puerta a más ventas de valores tecnológicos", señala Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial, según recoge CNBC. "El lado positivo es que la economía sigue mejorando y el liderazgo de las financieras y la energía es algo que sugiere que este no es un momento de vender todo".

Noticias relacionadas

contador