La banca y pesos pesados de EEUU salen en tromba para negar la recesión

Greenspan, Yellen y Moynihan descartan una crisis en el horizonte

Eduardo Segovia
Bolsamania | 20 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 07:41
bank of america

La inversión de la curva de tipos (intereses de los bonos a corto plazo más altos que a largo), el indicador más fiable para adelantar una recesión, ha desatado el pánico en el mercado. Y eso ha provocado a su vez una salida en tromba de numerosos pesos pesados del mundo financiero norteamericano para negar la inminencia de la crisis y respaldar así el discurso de Donald Trump; entre ellos, los expresidentes de la Fed Greenspan y Yellen, y el presidente de Bank of America.

El propio presidente mantuvo una 'conference call' la semana pasada en medio del desplome de las bolsas con los presidentes de los tres principales bancos del país: el de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, el de Bank of America, Brian Moynihan y el de Citigroup, Michael Corbat. Los tres tranquilizaron a Trump sobre la situación y le aseguraron que el riesgo de recesión es muy bajo, según Bloomberg.

El más claro ha sido Moynihan, quien en una entrevista en TV afirmó que "no tenemos nada que temer respecto a una recesión ahora mismo excepto el miedo a la recesión". Es decir, el conocido peligro de la profecía autocumplida: si todo el mundo cree que vamos a una recesión, esta acabará por producirse. Pero, aparte de eso, el presidente de Bank of America considera que la curva invertida es conscuencia de los problemas fuera de EEUU y que el consumo interno se mantiene fuerte, por lo que el peligro de una crisis es reducido.

El domingo por la noche, Trump recogió su argumento y negó que la guerra comercial esté afectando a la economía norteamericana (según CNBC, los tres banqueros señalaron este asunto como el mayor peligro para la economía". Según el presidente, "estamos tremendamente bien. Nuestros consumidores son ricos, les hice un tremendo recorte de impuestos y están cargados de dinero".

YELLEN Y GREENSPAN TAMBIÉN SALEN AL RESCATE

La actitud de Trump es la lógica y previsible. Lo sorprendente es que compartan discurso dos expresidentes de su gran enemigo, la Reserva Federal: Janet Yellen y Alan Greenspan . En realidad, ellos no niegan el riesgo de una recesión sino que la inversión de la curva de tipos esté adelantando uno, tal como ha ocurrido en todas las crisis desde los años 60.

¿Por qué? Yellen -presidenta de la Fed entre 2014 y 2018- declaró la semana pasada al Wall Street Journal que "realmente insistiría en que en esta ocasión [la curva invertida] puede ser una señal menos buena". "La razón para eso es que hay varios factores aparte de las expectativas del mercado sobre el futuro de los tipos de interés que están haciendo bajar los tipos de los bonos a largo plazo".

aig-menace-moins-la-stabilite-en-etant-plus-petit-dit-yellen
Janet Yellen, expresidenta de la Fed.

Yellen se refiere a que las medidas extraordinarias adoptadas por los bancos centrales (la Fed en el caso de EEUU) en los últimos años, en especial las compras de bonos, han distorsionado el mercado hasta el punto de que las cotizaciones de estos títulos han dejado de ser fiables. Es decir, los inversores actúan en el mercado de deuda por las expectativas de que el banco central vuelva a comprar bonos y no por su visión de la economía.

El mítico Alan Greenspan, que presidió la Fed entre 1987 y 2006, comparte esta visión: "Hay un arbitraje internacional en el mercado de bonos que está ayudando a reducir los rendimientos del Tesoro a largo plazo. No hay barreras para que los rendimientos del Tesoro de los Estados Unidos vayan por debajo de cero. Cero no tiene sentido, además de ser un cierto nivel". Su conclusión es que "los rendimientos negativos están confundiendo a los inversores tradicionales en renta fija".

EL MERCADO COMPRA QUE "ESTA VEZ ES DIFERENTE"

El mensaje de todos estos pesos pesados parece haber calado en el mercado: la mayoría de los bancos de inversión y gestoras de fondos se lo han comprado y aseguran que, de momento, la curva invertida no está acompañada de otros indicadores que apunten a una recesión, como una contracción del crédito. Y los índices han rebotado en los últimos días tras el susto. La tranquilidad ha vuelto, al menos de moment; como informó Bolsamanía, Wall Street sube un 15% como media en los meses posteriores a la inversión de la curva de tipos.

Ahora bien, algunas firmas, como Vontobel o Axa, sostienen que el peligro puede venir de los acontecimientos geopolíticos, sobre todo en China y Europa, lo que explica que no se aprecien señales de alerta en EEUU. Y, por supuesto, también existe el peligro de la profecía autocumplida del que habla Moynihan. No conviene olvidar que los expertos han dicho en muchas ocasiones eso de que "esta vez es diferente", pero casi nunca lo ha sido.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión