Los grandes fondos ya no buscan gestores y piden más de 700 expertos en datos

Un espejo donde mirarse es la Fórmula 1: ingenieros y pilotos tienen la misma importancia

  • Allianz GI y Moneyfarm están desarrollando soluciones en la banca privada digital con fondos activos
Rubén Escudero
Bolsamania | 16 jun, 2019 09:09
ep cloud big data nube
Cloud, big data, nubePIXABAY

Los grandes fondos ya no buscan gestores. Ahora piden expertos en datos. Lo pone de manifiesto un informe reciente de la consultora Oliver Wyman. En diciembre de 2018, había unas 710 vacantes para puestos de ingeniero o científico de datos entre las 160 mayores gestoras del mundo, más del doble que un año antes.

Estos expertos en tecnología y ‘big data’ se dedican a extraer conocimiento para las empresas a partir de los datos con el fin de responder a las preguntas que se le formulan y lanzar nuevos y productos y servicios adaptados a las necesidades y gustos de los usuarios.

Su perfil es uno de los más demandados en la actualidad por las grandes multinacionales, entre ellas las gestoras de fondos de inversión. En 2017, las 160 mayores gestoras consultadas por Oliver Wyman tenían 340 procesos abiertos para este rol, si bien en 2010 estos expertos solo fueron reclamados en 45 ocasiones. Las gestoras utilizan las conclusiones que extraen de los datos para hacer más eficiente la gestión de carteras, para concretar sus propuestas comerciales y de marketing y así impactar a su público objetivo y para agilizar las funciones de middle y back office.

Según Allianz Global Investors, una de las diez mayores gestoras del mundo, hay una clara correlación entre la inversión en tecnología y un crecimiento rentable. En su reciente Investment Forum celebrado en Frankfurt, el responsable global de Estrategia de la firma germana, Thorsten Heymann, recordó que “las gestoras ganadoras invierten más en tecnología que el resto”.

El análisis realizado por Allianz GI concluye que las gestoras con un crecimiento rentable han registrado un crecimiento en su gasto tecnológico del 7% por año entre 2014 y 2017, frente al 2% en promedio de todas las gestoras. Es decir, han gastado tres veces más al año en tecnología para afianzarse en los primeros puestos y mantener ese crecimiento rentable.

Un espejo donde mirarse es la Fórmula 1, donde los ingenieros, mecánicos y analistas son igual de importantes hoy día que los propios pilotos. Unos sin los otros no podrían maximizar su trabajo como lo hacen. A las gestoras de fondos les ocurre lo mismo: gestores de inversiones y expertos en datos son todo uno.

LA EXPERIENCIA DE ALLIANZ CON MONEYFARM

La aseguradora alemana vio en 2016 por qué derroteros iba el mercado y su brazo de inversión tomó una participación en el roboadvisor de origen italiano Moneyfarm, uno de los más avanzados de Europa. Casi dos años después, en mayo de 2018, tomó una segunda participación y logró convertirse en el accionista minoritario más grande de esta fintech. Aunque Allianz nunca ha hecho pública su participación total, fuentes del grupo aseguran que “es alta” y que “podría ir a más en un futuro”.

Moneyfarm, que tiene unos 500 millones de euros en activos bajo gestión en Europa, da servicios de banca privada digital (con fondos pasivos y activos a un "precio muy competitivo") en Italia, Reino Unido y, a partir de ahora, también lo hará en Alemania, donde se ha hecho un lanzamiento piloto para inversores a partir de los 5.000 euros.

En lo que respecta a su unión con el grupo germano, Moneyfarm solo gestiona patrimonios con fondos activos. Allianz GI determina la asignación de activos y la gestión de riesgos de cada momento y, de la cartera propuesta al inversor, que normalmente contiene entre diez y 15 fondos, alrededor de un 30% llevan la marca Allianz.

Fruto de esta colaboración, la gestora de Allianz ya está extrayendo sus primeras lecciones sobre el comportamiento de los inversores en distintos países. Según Heymann, el inversor británico está muy orientado a la bolsa y acepta mayores riesgos, pero es “muy desleal” con su proveedor y rota mucho entre plataformas en busca del mejor precio. En contraposición, el inversor alemán es más conservador pero también más fiel a su plataforma. Entre medias están los italianos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión