tesla a livre un nombre record de voitures au premier trimestre 2022 malgre la chine
194,700$
  • 0,000$
  • 0,00%

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla ha publicado las cifras de entregas de vehículos para el tercer trimestre de 2022, un dato que ha quedado ligeramente por debajo de las expectativas del mercado. Los analistas estimaban que las entregas superasen el nivel de las 364.000, aunque finalmente han sido de 343.000. El dato peor de lo esperado ha sido un duro revés para la compañía texana, que ha caído un 8,61% en Wall Street.

Con todo, el dato es el más alto de los últimos seis trimestres y supone casi 100.000 más entregas que en el segundo trimestre de 2022, cuando Tesla entregó unos 254.000 vehículos entre abril y junio.

En este sentido, la producción de coches eléctricos aumentó hasta los 365.000, unos 100.000 más que en el trimestre anterior (258.000). De estos, los Model 3 e Y, los coches con precios más populares, supusieron la práctica totalidad de la producción, con 345.998 unidades fabricadas en los últimos tres meses, mientras que el resto de la producción (19.935) estuvo conformada por los Model S y X, el sedán y el SUV más caros de la compañía.

Las entregas trimestrales son uno de los indicadores más seguidos en Tesla, ya que suelen ser un claro indicador de cómo serán los resultados financieros del fabricante de automóviles.

"Históricamente, nuestros volúmenes de entrega se han sesgado hacia el final de cada trimestre debido a la construcción de lotes regionales de coches. A medida que nuestros volúmenes de producción siguen creciendo, es cada vez más difícil asegurar la capacidad de transporte de vehículos y a un coste razonable durante estas semanas de máxima logística", han explicado desde Tesla, al tiempo que han señado que "en el tercer trimestre, empezamos a pasar a una mezcla regional más equilibrada de construcción de vehículos cada semana, lo que llevó a un aumento de los coches en tránsito al final del trimestre".

Cabe señalar que los últimos meses no han sido sencillos para la compañía dirigida por Elon Musk. En julio de este año, Tesla tuvo que suspender temporalmente la mayor parte de la producción de su fábrica de Shanghái para realizar mejoras en la planta. Asimismo, el fabricante ha ejecutado diversos recortes de personal en las últimas semanas y ha anunciado que sus empleados en EEUU deberán trabajar en oficina al menos unas 40 horas semanales o serán despedidos.

Asimismo, Tesla ha tenido que hacer frente a la subida de los precios de las materias primas, la rotación de ejecutivos (con la notable salida del líder de IA Andrej Karpathy en julio) y otros problemas de producción en sus gigafactorías de Berlín y Fremont (California), así como de su fábrica de baterías en Fremont (Nevada).

Noticias relacionadas

contador