ep jose maria alvarez-pallete presidente ejecutivo de telefonica 20200417170804
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de TelefónicaTELEFÓNICA - Archivo

Los operadores de telecomunicaciones asumen que vamos a otra guerra de precios. Una pugna por captar clientes que, en plena contracción de la economía consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus, se va a centrar en el segmento de precios más bajo. Y ahí Telefónica no quiere perder terreno. Por eso, acaba de reforzar su posicionamiento con tarifas centradas en el móvil y que no tienen en el foco las ofertas convergentes, esas que incluyen tanto la fibra como la televisión. Unas tarifas todo incluido que son significativamente más altas.

  • 4,00€
  • 1,24%

En cuanto a las tarifas en cuestión, por un lado, Movistar apuesta por Contrato XL. En ella incluye llamadas ilimitadas y datos hasta 15 GB a máxima velocidad y, en cuanto al precio, pisa el acelerador para competir vía descuentos: 24,95 euros al mes, pero que rebaja un 25%, hasta 19,95 euros, durante los seis primeros meses.

DATOS INFINITOS

Respecto a los datos ilimitados, Telefónica ha sido una de las últimas operadoras en sumarse a esa estrategia. ¿Y cómo la enfoca? A través de la tarifa Contrato Infinito, que sí incluye llamadas y datos ilimitados y donde, de nuevo, apuesta por ‘rebajas’. Su coste es de 39,95 euros, pero durante seis meses lo deja en 24,95 para las nuevas altas, es decir, para captar nuevos clientes.

La realidad de las telecos es que todas aspiran a posicionarse para evitar la fuga de clientes, las bajas, denominadas ‘churn’. Por ejemplo, el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, aseguró en la última presentación de resultados, la del primer trimestre, que el sector camina en esa dirección: una nueva guerra de precios en cuanto se levante la cuarenta.

Y en ese escenario ya estamos, dada la desescalada de fases. Además, las compañías ya perciben como inminente la recuperación de las portabilidades domésticas, las de contrataciones de fibra y televisión. En esta última, además, ante el retorno del fútbol y La Liga a partir del próximo 8 de junio.

Telefónica no ha desvelado aún cuál es el impacto de la crisis del Covid-19 en sus resultados en España. Dará más pistas el próximo 12 de junio, cuando celebre su junta anual de accionistas; y el 30 de julio, cuando desvelará su resultados en el primer semestre del año, ya con una fotografía completa de la evolución de su negocio durante la pandemia.

De momento, sólo ha explicado los datos entre enero y marzo, incluidos 15 días de estado de alarma. Un trimestre en el que sus ingresos locales se recortaron un 1,6%, hasta 3.078 millones de euros.

Noticias relacionadas

contador