Santander plantea despedir a 3.700 empleados y cerrar 1.150 oficinas

La entidad ha celebrado su segunda reunión con los sindicatos para negociar el ajuste

Elena Lozano
Bolsamania | 14 may, 2019 14:48 - Actualizado: 17:56
ep ana botinla junta generalaccionistas 2019
Ana Botín en la Junta General de Accionistas 2019SANTANDER

Banco Santander

4,094

13:47 21/05/19
0,01%
0,00

Santander ha planteado ya a los sindicatos algunos detalles del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que planea lanzar este año. De acuerdo con su propuesta, afectará a 3.700 empleados, el 11% de su plantilla en España, despidos que se derivarán del cierre de 1.150 oficinas, el 26% del total con las que cuenta en el país, según informan fuentes sindicales. En septiembre, Bolsamanía adelantaba que la cifra de afectados se acercaría a los 4.000 trabajadores.

La entidad, sin embargo, no ha ofrecido más detalles sobre el proceso, que afectará a sus trabajadores de la red comercial, pero también a los servicios centrales que dan soporte a las sucursales, concretamente a las direcciones territoriales. Desde el edificio de la A-2 de Madrid, donde se ubica la plantilla de Santander España, se gestionan los servicios centrales de la filial nacional.

De hecho, 2.847 afectados corresponderían a la red de sucursales, mientras que 588 serán trabajadores de los servicios territoriales o intermedios y los 278 restantes lo serán de los servicios centrales.

La entidad tiene el objetivo de alcanzar un acuerdo antes del mes de agosto, para poder aplicarlo antes de que termine 2019, como contó Bolsamanía.

El banco justifica el ajuste ante los sindicatos alegando causas organizativas y productivas. En concreto, achaca la necesidad de recortes a las duplicidades que implica en la red la integración de las oficinas de Popular. El plan de la entidad es que en julio de este año todas sus oficinas, las de Santander y las de Popular, sean uniformes. Además, el banco apunta que el ERE es necesario por los retos de la digitalización y sus consecuencias en la relación de la entidad con los clientes.

Se trata del segundo ERE que Santander pone en marcha tras la integración de Popular. El primero tuvo lugar en 2017, poco después de hacerse con el banco, y afectó a 2.592 empleados, el 17% de su plantilla total. De ellos, 1.465 trabajadores mayores de 55 años abandonaron el banco mediante prejubilaciones, mientras que el resto, 1.127, salió a través de bajas voluntarias o indemnizadas.

GKFX Te regala el libro sobre Técnicas de Trading de 162 páginas