ep francisco reynes presidente ejecutivo de naturgy
Francisco Reynés, presidente ejecutivo de NaturgyNATURGY - Archivo

Un claro guiño al regulador. El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha abogado en la junta de accionistas del grupo por "fortalecer las relaciones con los reguladores". Un mensaje que llega después del hachazo que la Comisión Nacional del los Mercados y la Competencia (CNMC) ejecutó el pasado año a los distribuidores de gas para los próximos años, desde 2021 a 2026.

  • 16,76€
  • 0,72%

Reynés ha abogado este martes en la junta por "fortalecer las relaciones con los reguladores" y "comprometernos cada vez más" con el objetivo de "garantizar el suministro energético como hemos hecho en las últimas semanas", en referencia a la crisis del coronavirus.

"Esperamos de las administraciones marcos regulatorios estables", ha apuntado Reynés durante la junta, de carácter telemático. "Deseamos que se interprete nuestra rentabilidad razonable y se entienda como razonable por el nivel de riesgo de la inversión". Y ha insistido en la misma línea. "Sólo con un marco estable y visibilidad a largo plazo se creará inversión, empleo y riqueza para todos".

¿Y cómo trabajar con las administraciones públicas? Según el presidente ejecutivo de Naturgy debería ser "desde una actitud de partenariado, codo con codo" y "hacerlo con transparencia, no guardando cartas bajo la manga, de forma fluida".

Durante su intervención, el primer espada del grupo energético ha ahondado en que la intención de la empresa es "seguir creciendo e intensificar la actividad inversora" para conseguir en 2020 objetivos del plan estratégico que concluirá en 2022.

UN 2020 COMPLICADO

De cara al año en curso, Reynés ha reconocido que se trata de un año complicado, dada la crisis económica consecuencia del coronavirus y el desplome en el precio de las materias primas. El directivo ha recordado, como ya indicó en la presentación de resultado del primer trimestre que la empresa está inmersa en la revisión de los "contratos de suministro para adecuarlos a las condiciones del mercado, priorizando llegar a acuerdos". Así, el "último recursos serías procedimientos judiciales y de arbitraje".

Reynés ha destacado que la capacidad de la empresa se observa en su posición de liquidez, que alcanza los 10.000 millones de euros. También ha reconocido no estar satisfecho con la cotización durante los últimos meses. "No podemos estar contentos", ha indicado. En 2019, la evolución en bolsa fue fruto de la "especulación respecto circulares de la CNMC" respecto al "nivel de retribución redes distribución de gas". Así, se cerró 2019 con un alza de la cotización del 6%. "En lo que llevamos de 2020, la cotización está sufriendo, como están sufriendo la economía y las diferentes bolsas por el impacto de la crisis. Esperamos recuperar la confianza de los inversores", ha resumido.

Reynés también ha hecho énfasis en que sigue adelante al actual plan estratégico y que la multinacional ha creado tres nuevas unidades dentro de su dirección. Una enfocada en la Gestión de Energía y Redes, encabezada por Pedro Larrea; otra centrada en Renovables, Innovación y Nuevos Negocios, que tendrá al frente a Jorge Barredo; y de Comercialización Minorista, con Carlos Vecino como directivo.

Noticias relacionadas

contador