MyInvestor (Andbank) se apoya en la 'portabilidad' de las hipotecas para crecer

La nueva ley inmobiliaria facilita que el cliente pueda cambiar su préstamo de banco

Elena Lozano
Bolsamania | 18 jul, 2019 06:00 - Actualizado: 10:13
carlos aso, consejero delegado de andbank españa

MyInvestor es desde hace unos meses un nuevo competidor para las entidades que comercializan hipotecas. El neobanco creado por Andbank ha formalizado unas 330 hipotecas desde que se introdujo en este mercado, el pasado mes de noviembre, de las que casi el 30% procede de subrogaciones de otros bancos, es decir, de clientes que han decidido cambiar de entidad su préstamo, una práctica que es más fácil desde que entró en vigor la nueva ley hipotecaria.

Por el momento, la entidad nacida en el seno de Andbank y dirigida por Gabriela Orille ha concedido 330 hipotecas, de las que son de nueva producción 125 que ya están firmadas y 115 que están pendientes y que se formalizarán próximamente. El resto corresponde a subrogaciones. Así, el neobanco ha conseguido captar 90 préstamos hipotecarios procedentes de otros bancos, lo que equivale al 27% del total concedido en sus ocho meses de andadura en el mercado hipotecario.

A través de la subrogación, las entidades consiguen captar clientes de otros bancos mejorándoles las condiciones de la hipoteca. Esta portabilidad de préstamos hipotecarios ha existido siempre, pero desde la entrada en vigor de la nueva ley inmobiliaria es mucho más sencilla, dado que ahora es el cliente el que puede decidir llevarse el préstamo a otra entidad aunque su banco le ofrezca las mismas condiciones.

CAMBIOS MÁS SENCILLOS

Hasta que se puso en marcha la ley, que entró en vigor el pasado 16 de junio, si un cliente quería llevarse su hipoteca a otro banco debía encontrar una oferta más atractiva y comunicar la intención a su entidad. En ese momento, el banco nuevo debía ponerse en contacto con el antiguo a través de un notario y este disponía de unos cortos plazos para poder contraofertar al cliente. Si esta contraoferta era mejor que la que ofrecía el banco nuevo, el cliente estaba obligado a quedarse.

Todo este trámite se simplifica con la nueva ley. Desde el pasado junio, si un cliente quiere cambiar su hipoteca de banco debe encontrar una entidad que le mejore la oferta y, cuando lo haga, esta debe ponerse en contacto con la anterior.

Una vez realizada esta comunicación, el banco antiguo dispone de unos días para contraofertar al cliente, pero si este no acepta la nueva oferta podrá marcharse sin problema a la nueva entidad. Esta facilidad de portabilidad da alas a las entidades más nuevas para crecer en el mercado de hipotecas atrayendo a clientes de otros bancos.

La hipoteca que comercializa MyInvestor, que, como el resto de sus productos, va dirigida a clientes urbanitas de renta media-alta, se ofrece en dos modalidades.

Una a tipo fijo con 20 años de vida con un interés del 1,79% y una variable a coste de Euríbor +0,89%. La firma de la hipoteca no contempla la contratación obligatoria de otros productos, como la domiciliación de la nómina. De hecho, la prohibición de vincular productos es otra de las novedades de la ley hipotecaria, que salva de este veto a los seguros, el producto estrella en las ventas vinculadas de hipotecas.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión