Liberbank, la 'niña mimada' de la CNMV

El organismo regulador frena las pretensiones de Abanca igual que en su día frenó a los cortos

Nieves Amigo
Bolsamania | 27 feb, 2019 06:00 - Actualizado: 09:44
ep presidentela cnmv sebastian albella encursola apie
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un curso de la APIE.UIMP

LIBERBANK

0,287

17:38 13/11/19
-4,20%
-0,01

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha hecho gala de su lado más duro y ha sido, de nuevo, a la hora de 'defender' a Liberbank. El organismo regulador actúa en cada ocasión conforme a la normativa, pero también a las necesidades que interpreta requieren las circunstancias en ese momento. De ahí que sus decisiones no sean siempre las mismas en condiciones que pueden considerarse similares y de ahí que su forma de actuar, en determinadas situaciones, resulte desconcertante.

En lo que respecta a Liberbank, da la impresión de que la CNMV es siempre especialmente estricta con esa aplicación de la normativa, tal y como se observó -y criticó- cuando en 2017 vetó los cortos en la entidad y tal y como se ha visto ahora, cuando la actuación del organismo regulador ha terminado frenando el intento de opa de Abanca sobre el banco.

Abanca mandó un comunicado anunciando su intención de lanzar una opa sobre Liberbank pero condicionando la formulación de una oferta en firme a poder realizar una 'due diligence' o revisión de las cuentas de la entidad. En ese comunicado, Abanca incluso mencionó el precio de la oferta, 0,56 euros, que supone una prima de aproximadamente el 40% respecto al precio de cotización actual de Liberbank.

La CNMV, por su parte, contestó a Abanca dándole un plazo de 10 días para plantear -o no- una oferta formal y negándole esa petición de acceder previamente a los libros de Liberbank como condición para formular la oferta.

Algunos medios han hablado de la "presión" de la CNMV a Abanca en su intento por comprar Liberbank, pero fuentes del organismo regulador defienden su forma de actuar y alegan que lo único que se ha hecho es aplicar la normativa de opas, dado que Abanca la ha incumplido en la forma de presentar la oferta. El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, dejó claro este martes que ellos no se oponen a que Liberbank facilite la documentación a Abanca y fuentes del regulador explican que lo que ha fallado es el orden de los factores. "Primero se contacta con la compañía y se hace la 'due diligence'. Luego la empresa decide si lanza o no la opa y posteriormente hace el anuncio de la misma. Después tiene un plazo de una semana para concretar el asunto con la petición de la autorización", explican.

En lugar hacer eso, que supone seguir lo que dicta el Real Decreto de opas, desde la CNMV subrayan que lo que ha hecho Abanca es "lanzar un hecho relevante con apariencia de opa y no cumplir la normativa".

HA SIDO "CHAPUCERO"

Los expertos consultados por 'Bolsamanía' coinciden en que Abanca ha hecho las cosas de forma "chapucera" y "a las bravas" y, en ese sentido, justifican la forma de actuar de la CNMV.

"Mi impresión es que Abanca tenía interés y se habrá encontrado con que Liberbank se negaba. Habrá pensado que, al hacerlo así, de forma chapucera, les obligarían, pero la CNMV no les he dejado", señala un analista consultado por 'Bolsamanía'. "Al final ha sido como una opa hostil sólo que no se han atrevido a lanzarla en firme tal vez porque con un banco, al no ver los libros, no están las cosas tan claras...", añade este experto.

"Yo no comprendo cómo ofreces un precio (0,56 euros) si no has hecho antes una 'due diligence'. Es un poco incoherente. ¿Qué se supone que vas a hacer, ver los libros y cambiar el precio? Es legítimo hacer una 'due diligence', como ha dicho Abanca, pero el orden de los factores ha fallado aquí", señala otro analista consultado por esta web, que coincide con la CNMV en que Abanca ha hecho las cosas de forma desordenada.

En su opinión, Abanca debería haber contactado primero con Liberbank y haber llegado a algún tipo de acuerdo para abrir los libros. "Ha ido a las bravas. No tiene mucho sentido. Y la CNMV ha actuado para proteger los intereses de los minoristas ante la volatilidad que, como se ha visto estos días, iba en aumento", añade este experto.

CUANDO LA CNMV FRENÓ A LOS CORTOS

En 2017, la CNMV tomó otra decisión respecto a Liberbank que igualmente generó suspicacias, más incluso que en esta ocasión. Entonces, se consideró que el regulador estaba siendo mucho más estricto a la hora de defender los intereses de Liberbank que al defender los de Banco Popular.

En junio de ese año, la CNMV decidió vetar las posiciones cortas en Liberbank después de que la entidad viviera varias jornadas de desplome en bolsa afectada precisamente por el contagio tras el hundimiento de Popular. Entonces se cuestionó esta forma de proceder de la CNMV y se habló de 'doble vara de medir' dado que no había prohibido los cortos en Banco Popular.

Muy comentado fue también que una de las razones en las que el regulador se basó para actuar de esta forma fueran los fundamentales de Liberbank que, según éste, no justificaban esa presión de los cortos, frente a unos malos fundamentales de Popular. Además, la CNMV también dijo que no quería que esas posiciones cortas fueran a más y recalcó que era una decisión tomada de manera unilateral y para evitar un daño significativo en Liberbank.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión